fbpx

El Dosha Vata y su Dieta en Otoño

13 octubre 2021

 

 

Una buena dieta del Dosha Vata en Otoño es el instrumento perfecto para alcanzar nuestro equilibrio y proteger nuestra salud.

En KōAN Club sabemos de la importancia de la salud mental, física y emocional, por eso, desarrollamos terapias para ayudarte a afrontar las alteraciones Vata.

¿Qué es el Vata Dosha?

Según  los hindúes  Brahmā creó todas las criaturas empleando los mismos elementos: tierra, agua, fuego, aire y éter.

Estos elementos fueron combinados en distintas  proporciones, durante la creación, dando paso a tres tipos de energías o Doshas: Vata, Pitta y Kapha. Estas energías conviven y se relacionan entre sí, en cada uno de nosotros, y sus equilibrios proporcionan la vida, la salud y la plenitud.

Los Doshas rigen las funciones orgánicas y psicológicas del cuerpo, de la mente y los estados de consciencia, actuando como centros energéticos y barreras protectoras del cuerpo.

Su desequilibrio da pie para la aparición de dolencias físicas y emocionales que, si perduran en el tiempo y se cronifícan pueden llegar a desencadenar enfermedades.

En la constitución de cada persona, uno de los tres Doshas se manifiesta con más fuerza,  definiendo nuestro aspecto físico, nuestra personalidad y las afecciones a las cuales tendremos una particular tendencia.

Esto se aplicará de forma similar en toda la naturaleza.

Según la doctrina ayurveda, las estaciones del año son tres y en cada una predomina la fuerza de un dosha:

  • Vata: fin del otoño y el comienzo del invierno (otoño – invierno)
  • Kapha: la parte más fría del invierno y continúa hasta la primavera (Invierno – Primavera)
  • Pitta: los últimos días de primavera hasta el comienzo del otoño. (Primavera – Otoño)

Desde el comienzo del Otoño hasta el comienzo del invierno es la estación Vata y la energía de éste dosha invadirá todos los espacios y tendrá una altísima influencia en el funcionamiento de cada organismo.

Otoño-Invierno y la influencia del Vata Dosha

Las características de Vata Dosha son: sequedad, ligereza, frialdad, aspereza, sutilidad y movilidad.

La  función principal de Vata es movilizar y coordinar todos los procesos orgánicos y mentales,  y su acción está orientada a determinar el equilibrio de Kapha y de Pitta en el cuerpo humano, por que los moviliza.

El otoño es la estación del Vata Dosha y su fuerza puede desencadenar enfermedades y dolencias de diversa naturaleza en el ser humano.

Esto sucede porque el Vata Dosha de cada persona se excita en la estación Vata.

Y esa excitación puede romper su equilibrio y el de los otros doshas.  Cuando Vata está en desequilibrio comenzamos a sentir las siguientes alteraciones Vata:

  • Debilidad
  • Estreñimiento, gases, cólicos, hinchazón abdominal
  • Dolor agudo, sobre todo en huesos y articulaciones
  • Hormigueo y entumecimiento
  • Sensación de frío, mala circulación
  • Piel y cabello seco, uñas que se quiebran con facilidad
  • Insomnio, ansiedad, inseguridad, tensión, agitación mental, depresión, miedo
  • Temblores, vértigo y desorientación
  • Excesiva introspección o por lo contrario, verborrea, conversación desvariante.

 

Cómo equilibrarte

 

La Doctrina Ayurveda nos indica que el equilibrio de los doshas se alcanza a través de los alimentos y define el alimento como todo aquello que entra al cuerpo a través de cualquiera de los sentidos.

Por lo cual, para poder equilibrar el Vata Dosha hay que procurar que nuestros sentidos, todos por igual, tengan acceso a los alimentos adecuados.

Para que Vata se encuentre en equilibrio debe cumplir con los siguientes preceptos:

  • Un ambiente cálido, limpio, ordenado y decorado con objetos o pinturas en cualquier tono de azul y turquesa.
  • Ambientadores con aromas de albahaca, naranja, geranio, rosa y/o clavos.
  • Un entorno silencioso y donde se escuche el movimiento del agua.
  • Meditar haciendo énfasis en la activación de los chakras quinto (garganta) y sexto (entrecejo)
  • Hidratarse mucho tomando bebidas a temperatura ambiente, preferiblemente calientes.
  • Mantenerse caliente con las prendas de vestir adecuadas, untar aceites y realizar masajes corporales.
  • Alimentarse tomando en consideración las  recomendaciones de la dieta Vata

La Dieta para el Otoño:

Lista de la compra.

Tu dieta debe estar basada en el consumo de los siguientes alimentos:

Hortalizas y verduras:

  • Espárragos.
  • Remolachas,
  • pepinos,
  • ajo
  • cebolla
  • zanahorias,
  • rábanos,
  • nabos.

Cereales:

  • Avena cocida,
  • arroz,
  • trigo.

Frutas siempre maduras:

  • plátanos,
  • cerezas,
  • melones,
  • mandarinas,
  • naranjas
  • papayas,
  • cocos,
  • dátiles,
  • melones,
  • ciruelas,
  • higos,
  • Uvas,
  • fruta hervida o dulce.

Lácteos:

  • Solamente los fermentados.

Proteína

  • Huevos
  • aguacate
  • Carnes y pescados: pollo, pavo, pescados y mariscos en poca cantidad.
  • Mucho consumo de semillas y frutos secos

Especias:

  • pimienta, hinojo, comino, albahaca, laurel, mostaza, nuez moscada, orégano, salvia, canela, cilantro, estragón.

Es recomendable  que el consumo de comidas y bebidas cumpla con las siguientes condiciones:

  • Platos calientes,
  • Texturas suaves en los sólidos.
  • Algo de mantequilla de Ghee y aceite en los guisos.
  • Sabores salados, agrios y dulces.
  • Alimentos suaves al tragar.
  • Pan artesanal fresco.
  • Desayunos nutritivos con cereales, especialmente avena, espelta, trigo o arroz caliente
  • A media mañana una infusión caliente. Con jengibre favorecerá tu sistema digestivo.
  • Mantener la sal en la dieta,  salvo en casos muy especiales (hipertensión y enfermedades renales), porque mejora el apetito, la digestión, es antiespasmódica y ligeramente laxante.
  • Consumir hojas verdes y negras que ayuden al proceso de desintoxicación.
  • Realizar depuraciones suaves y continuas.

 

Alimentos que debes evitar o consumir en pocas cantidades

 

  • En otoño, es importante que las Hortalizas y verduras se coman cocinadas: patatas, guisantes, brécol, pimientos, verduras de hoja, coles de bruselas, setas, coliflor, apio y tomates, y es importante intentar evitar de comerlas crudas.
  • Frutas: las manzanas cuando no estén  cocidas, peras y frutas pasas.
  • Cereales: evitar tomar avena cruda o maíz.
  • Carnes: evitar las rojas.
  • Especias: perejil, azafrán y anís.
  • Hierbas anti Vata:
 linaza, nuez moscada, cominos, hinojo, ajo.

Tratamiento general

El principio que rige la medicina AYurveda y en este caso la alimentación Ayurveda, es que lo similar aumenta lo similar.

Los desequilibrios del Vata Dosha pueden variar para mejor o para peor.  Para procurar mantener ésta energía en equilibrio siempre vamos a tener presente:

  • Se puede mejorar el desequilibrio de Vata con el consumo de lo dulce, lo agrio, salado, aceitoso y caliente.
  • Agravamos el desequilibrio de Vata  con el consumo de lo picante, lo amargo, astringente, liviano, seco y frío.

Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail.