fbpx

Como Hackear tu cerebro para ser más positivo

26 marzo 2020

Hola!!
Soy Lili Rose colaboradora de Kōan Club y hoy os quiero dar algunos consejos para hackear nuestro cerebro y ser más positivos!
Pues es difícil muchas veces (y más en los tiempos que corren) mantenernos fuertes y surfear todo lo que nos rodea.
Las relaciones con nuestro entorno son complicadas, cuando nos sentimos bien en el trabajo parece que se tambalea nuestra relación en pareja, o con algún amigo o de repente viene una situación imprevista y todo lo que estaba bien entra en un período de incertidumbre. La vida es un continuo oleaje y hay que estar siempre surfeando. Por eso hay que estar preparad@ para cuando viene la ola, y eso significa, encarar siempre las olas con positividad!

Empecemos analizándonos un poquito!!

¿Cuál es tu forma de ver  y afrontar la vida? ¿Crees tener una mentalidad positiva? ¿ves el vaso medio lleno o medio vacío?
Si eres optimista, te sentirás reconocido con mis propuestas! Pero si (por el contrario) tu balanza se inclina más hacia un enfoque de derrota, espero poder ayudarte con mis consejos!

LA MENTALIDAD POSITIVA

Antes de nada, quiero puntualizar que pensar de forma positiva no significa vivir en el mundo de las golosinas o en el país de las piruletas…
No significa que si esta es tu manera de ver las cosas, vivirás feliz 24 horas cada día, 7 días a la semana. Y mucho menos quiere decir que quienes tienen esta mentalidad, ignoren olímpicamente sus problemas para evitar que ellos afecten su buen humor.
Pensar positivamente significa que debes enfocarte en el lado bueno de las cosas y a veces, puede costar más de ver-lo, o puede que no lo encuentres, entonces mi recomendación es que trates de abordar esa situación de una manera práctica, confiando siempre en tu capacidad de superar cualquier desafío y sabiendo que al final todo será para mejor.

 

¿Para qué sirve tener una mentalidad positiva?

Hay muuuuchos estudios científicos que demuestran que existen muchos beneficios (tanto físicos como psicológicos), si mantenemos una mentalidad positiva.
Pensar de manera positiva mejora nuestro estado de ánimo, ayudándonos a prevenir las enfermedades relacionadas con el estrés, que van desde problemas cardiovasculares y depresión, hasta resfriado común, pues la negatividad tiene que ver con el miedo, y el miedo afecta directamente a nuestro sistema inmunológico.
Pensar de manera positiva, nos mantendrá saludables nos ayudará a aumentar nuestra autoestima y confianza, librándonos de muchísimas limitaciones que la mayoría de las veces son producto de nuestra mente, ayudándonos también a abrirnos ante nuevas posibilidades, oportunidades y retos.

¿Cómo cambiar mis pensamientos negativos en positivos?

Para lograr conseguirla, básicamente debes aprender a cambiar tus pensamientos negativos, por positivos. Y seguramente te dirás: “Sí claro, esto es más fácil decirlo, que hacerlo”.
Eso sucede porque vivimos llenos de miedos y bloqueos, algunos debido a las “normas” impuestas por la sociedad, que se nos inculcan desde pequeños y que nos predisponen a pensar negativamente la mayoría de las veces y otros porque debido a situaciones vividas que todavía no hemos aprendido a liberar y superar nos hacen afrontar las nuevas situaciones parecidas de manera negativa.
“Esto es imposible”, “No soy capaz», «no me llama porque no le intereso» en vez de pensar «wow que difícil, bueno, voy a ver que me invento para conseguirlo» o «No me llama, debe estar liadíssim@, voy a dejarle y no agobiarle y ya me llamará cuando se libere» …  ¿Te identificas pensando alguna de estas frases u otras similares?
Desde mi experiencia puedo decirte que es posible cambiar ese tipo de pensamientos, solo necesitas mirarte en tu interior cuando estos pensamientos negativos aparecen y analizar su causa, que los provoca? que situación anterior o que miedo te bloquea y no te deja actuar con libertad tal y como tu instinto y tu corazón te dicen, pero tu cerebro te bloquea?
Ilustración de mi querido amigo mexicano @zukellogs

 

 

Por si no lo sabías, la mente humana tiene el poder de enfocarse solamente en un pensamiento a la vez. Por lo que hemos de aprender a cambiar esos pensamientos negativos por positivos.

>Y cómo?

Requiere de práctica, ya que la mayoría de las veces los pensamientos negativos surgen de manera inmediata e inconsciente. Hay que cambiar el hábito. <todo va de hábitos con lo que a la conducta del ser humano se refiere>
Para estos casos, os voy a contar un ejercicio que suelo hacer, quizás os ayude a superar esos bloqueos que os generan pensamientos negativos.
Imagínate que estas en el trabajo y tu jefe te habla mal y te hace sentir inferior, cosa que suele hacer y eso te causa un sentimiento de inseguridad a la hora de afrontar el proyecto.
El pensamiento que te genera es:  no voy a estar a la altura y no voy a poder llevar a cabo este proyecto.
El ejercicio consiste en hacerte la siguiente pregunta: Es verdad?
Entonces, imagínate que no es verdad, imagínate haciendo el proyecto y presentándolo. Cómo te sientes? feliz, verdad?
Ahora por el contrario, imagínate sin energía, preso del sentimiento negativo y sin ánimo para empezar el proyecto… te sientes mal verdad?
El ejercicio consiste en imaginarte una y otra vez presentando el proyecto, experimentando la sensación de felicidad que te proporciona el haber empezado a encarar el proyecto y llevarlo a cabo y presentarlo.
Imagínate así tantas veces como sea posible, hasta que olvides por completo ese sentimiento negativo provocado por un factor (en este caso una persona) externo a ti, a tus capacidades y a tu potencial.
Este mismo ejercicio puedes aplicarlo a las situaciones en pareja o con los amigos o con tus padres o familiares, con cualquier situación que te veas bloquead@ y surjan pensamientos negativos.
Aunque tu pensamiento consciente te diga que no puedes lograr hacer algo, repítete a ti mismo que sí puedes, e inténtalo, ya verás cómo irás superando estos bloqueos que condicionan tus emociones.

NO TE RINDAS ANTES DE INICIAR LAS BATALLAS

Con el tiempo y la práctica, la mentalidad positiva se convertirá en hábito y podrás ver el cambio. No solo tendrás una actitud positiva frente a la vida, sino que prácticamente todos los aspectos de la tuya mejorarán increíblemente.

Te dejo algunos tips, que <a mi me han funcionado> que te ayudarán a crear un hábito para instaurar una mentalidad positiva en tu vida!!

1.   Reflexiona.

Al final de cada día, toma un momento para reflexionar sobre los pensamientos y acciones que tuviste a lo largo de él. Evalúa si fueron positivos o no y, si no lo fueron, piensa qué podrías hacer para cambiar esa respuesta de ahora en adelante.

2.   Identifica que aspectos de tu vida y/o caracter quieres mejorar.

Como mencionamos, la reflexión diaria ayudará a que identifiques cuáles son las áreas en las que debes trabajar en tu proceso para cultivar una mentalidad positiva. Todos tenemos cosas que podemos mejorar y el autoconocimiento es muy importante en nuestro crecimiento.
Sea que hablemos de hábitos, relaciones personales o proyectos de trabajo, siempre hay que intentar verlos desde un punto de vista positivo. En lugar de decir “Tengo un mal hábito” o “Tengo una mala relación”, digamos “Tengo un hábito que puedo mejorar y estoy buscando la forma de lograrlo”.
Es imprescindible trabajar en nosotros mismos para conseguir el futuro que realmente deseamos.

3.   Confía en tí, y trátate con amor.

Solo nos sentimos confiados cuando sabemos que somos capaces de hacer algo bien. Pero para hacer algo bien, necesitamos intentarlo una y otra vez.
Si nunca intentas algo nuevo o solo lo haces una vez, no sabrás con certeza si eres bueno o no en eso. La mayoría de las habilidades requieren de tiempo y de práctica para desarrollarse.
A veces podemos pensar que hemos superado un miedo, y de repente te encuentras con una situación que hace aflorar ese miedo que tenias oculto. No pasa nada, escríbelo, asúmelo, y vuelve a hacer el ejercicio de preguntarte: es verdad? o es un pensamiento creado por un miedo instaurado? imagínate de nuevo positivizando el pensamiento y lo bien que te sienta cuando piensas en positivo.
Cuando más practiques algo, te sentirás más seguro al respecto. Esa seguridad te dará la confianza de continuar intentando cosas nuevas en el futuro y superar esos miedos instaurados.
Está comprobado que los pensamientos positivos son claves para desarrollar una mentalidad positiva. Sin embargo, no servirán de nada si no están respaldados por ese sentimiento de seguridad que solo se forma a través de los pequeños triunfos que logres a lo largo del camino.

4.   Quiérete.

Debes tratarte con el mismo cariño y tacto con el que tratas a los que más quieres. Por favor no te denigres y tampoco permitas que otros lo hagan. Trabaja para cambiar lo que no te gusta de ti….Pero mientras tanto, no te castigues por ello.
Busca la forma de motivarte si sientes que lo necesitas. Y cuando te lleguen esos pensamientos negativos respecto a ti mismo, mejor enfócate en todas tus virtudes.

5.   Cuida tu salud.

Hacer ejercicio físico es parte de querernos. Lo leemos y escuchamos por todos lados, pero la mayoría de nosotros no lo tiene instaurado en su día a día.
Sé que a algunos os puede dar algo de pereza, pero está comprobado que dedicar solo 10 minutos diarios (y si puedes 30, mejor que mejor), nos brinda muchísimos beneficios a nuestro estado de ánimo.  Por lo tanto, instaura-lo en tu rutina diaria!!! haz click aquí y ves al post donde te enseño a instaurar una rutina!!
Lo mismo te digo con el tema de alimentarte sanamente. Y mucho ojo: no dije “dieta” ni “morirte de hambre”, porque eso tiene un efecto totalmente contrario. Pero la realidad es que si consumimos todas las vitaminas, proteínas y minerales que nuestro cuerpo necesita (en las cantidades adecuadas), nuestro estado de ánimo mejorará muchísimo y además aumentaremos nuestra energía, por no decir que nuestro organismo estará equilibrado y gozará de una salud estupenda para afrontar cualquier resfriado, gripe o lo que venga según la época del año!! Estará protegido o protegida!!

6.   Ríe más.

¡Reír es terapéutico! E incluso existe actualmente la “terapia de la risa”. Si intentas aplicar el buen humor en tus situaciones cotidianas, ¡vivirías más tranquilo y feliz! Es muy importante aprender a reírnos de nosotros mismos de vez en cuando, y a no tomar todo tan en serio.

7.   Guarda cada día un ratito para tí.

Estamos acostumbrados a sacar tiempo de donde no tenemos para todo y para todos y, sin embargo, no lo sacamos para nosotros mismos. Siempre anteponemos el trabajo, la familia, los compromisos sociales, nuestras mascotas (y sigue un largo etcétera) y muchísimas veces nos olvidamos de nosotros mismos.
Es necesario que entendamos de una vez por todas, que cada quien es responsable de su felicidad y que la misma debe tener prioridad sobre el resto de las personas o cosas.
Si no somos felices nunca haremos feliz a nadie más, e incluso tampoco podremos cumplir con nuestras responsabilidades.
Cualquier cosa que hagas y que te brinde felicidad, funcionará. Desde tomar una rica taza de café en las mañanas, hasta leer unas páginas de un buen libro antes de dormir. Todo es válido. La idea es pasar más tiempo haciendo las cosas que te hacen sentir bien, y que además (esto es muy importante) esas cosas sean beneficiosas para tu desarrollo personal.
Si disfrutas de la mayoría de lo que haces durante el día y luego descansas adecuadamente, es seguro que notarás cómo tu positividad estará mucho más presente en tu vida.
La vida no es un destino sino es el camino, las pequeñas cosas importan y los detalles son importantes. NO TE PIERDAS LAS COSAS BUENAS QUE TE BRINDA EL CAMINO.

8.   Lee, escucha música, baila y canta bajo la ducha a grito pelado.

Leer, escuchar música, bailar y cantar, te desconectan del mundo, te evaden de la realidad. No solo es algo que te entretiene, sino que es una terapia de enajenación que hace que tu organismo se oxigene, pus liberas miedos y energías negativas.

9.   Rodéate de personas buenas y que aporten algo positivo a tu vida.

Asegúrate de que quienes están tu lado, merezcan estar allí. Como dijimos, debemos querernos y por lo tanto cuidarnos, y eso también incluye protegernos de aquellos que nos hacen daño, aunque no lo hagan “con intención”.
La gente tóxica está por todas partes y puede ser algún familiar, tu pareja, un amigo, tu ex… o incluso tu jefe o algún compañero de trabajo. Este tipo de personas afecta nuestro estado de ánimo e incluso nuestra autoestima (especialmente si son muy cercanos), ya que su opinión realmente nos importa.
Si es tu caso y tienes a una persona tóxica cercana a ti, lo mejor que puedes hacer es tomar distancia y a la vez, rodearte de gente positiva y con metas similares a las tuyas.

Al inicio de este artículo os he comentado que mantener una mentalidad positiva no significa que estaremos felices todo el tiempo, ya que la vida viene con una gran cantidad de emociones y, aunque a veces no sepamos manejarlas adecuadamente, debemos permitirnos sentirlas y también expresarlas.

Pero una mentalidad positiva, nos ayudará a mantener un estado físico y mental saludable porque nos motivará a hacer los cambios que personalmente necesitemos para vivir una vida más feliz y gratificante.
Entonces cultivemos esos hábitos que son beneficiosos para nuestro desarrollo, sin permitir que nada ni nadie se interponga en el camino para lograr la vida que soñamos.
—————————-
Y hasta aquí mi artículo de hoy! espero que te haya gustado. Si es así, compártelo para que más personas puedan beneficiarse de una vida feliz y sin miedos.
nos leemos en el próximo post.. y recuerda, mientras tanto… STAY KōAN – STAY WITH YOU.

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by