fbpx

Un pasito más hacia la consciencia del Bienestar!

4 agosto 2022

Hola querid@ KōAN cómo estas?

Hoy queremos desearte FELIZ VERANO y te dejamos con un KōAN para reflexionar en estas vacaciones. Un KōAN sobre aquellas pequeñas acciones que SÍ están en nuestras manos para ir construyendo juntos un estado de bienestar en equilibrio con la naturaleza.

STAY KōAN – STAY WITH YOU

Bienvenid@s.

Venimos de una Pandemia que a quien mas o quien menos le ha tambaleado. Una pandemia que a muchos ha hecho dar cuenta que no es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita. 

Y qué para poder tener relaciones sanas con el entorno l, un@ tiene que estar en equilibrio con sus emociones, con su organismo y con su imagen personal.

Yo personalmente (@irenedelarous) doy las gracias de haber vivido este episodio de la evolución del planeta (y sus civilizaciones) por estar presente aquí y ahora viviendo este momento de transformación.

Pero cuando parece que el mar vuelve a la calma, un nuevo viento del oeste viene azotando con fuerza, y cómo siempre los países más perjudicados se llevan la palma.

 

< Y es que en la rueda de esta civilización que nos atrapa en trabajar para pagar, nos hace vulnerables frente a la subida de precios, y al dictatorialismo creado en una era de piscis, cuna de religiones cómo el cristianismo, el Islam, el sintoísmo y otras muchas más corrientes de pensamiento llevadas a religión con la jerarquía y superioridad como denominador común, donde los valores de obediencia, sufrimiento (y desde hace poco, el nuevo valor de moda: resiliencia) y lealtad a un dios a un rey o a un gobernador se posicionaron frente a la ley natural basada en el respeto hacia ti mismo y hacia lo que es justo y equilibrado – la ley universal ->

Es entonces cuando todos y cada uno de nosotros nos decimos que no depende de nosotros, que los que gobiernan tieenen que cambiar las leyes, tienen que bajar los impuestos, tienen, tienen, tienen, ellos tienen qué, los otros tienen que…. y así vivimos dentro de una rueda sin escapatoria, culpando a los de arriba y consolandonos con la frase de podríamos estar peor. hay gente que está peor… WTF.

 

¿Has oído hablar del efecto mariposa?

En KōAN siempre decimos: No te fijes en lo que hace o dice el vecino. Fíjate en tí. En lo que te hace feliz. En lo que a ti te genera bienestar. 

Y desde KōAN VIENDO LA QUE SE AVECINA, queremos explicarte cómo hemos pensado surfear las nuevas olas que nos trae este nuevo viento del oeste.

Para empezar puedes dar gracias por vivir en un país con un clima Mediterráneo que te permite cultivar tus propios alimentos y así empezar a surfear de nuevo la tormenta que se avecina.

Desde KōAN te animamos a que empieces por acciones que te cambien a ti, no quieras cambiar el sistema yendo a manifestaciones, pues no dependen de ti estos cambios, y no digo que no vayas, ves si te hace feliz, pero esa no es la acción que cambiará el sistema ni mejorará tu bienestar.

 ¿Y entoces cómo surfeo todas estas crisis?

Empieza por una acción concreta: COMBIERTE TU GARAGE EN TU ATELIER DE VIDA. 

Si no tienes garage, seguro que tienes un estudio, una salita de la TV, la antigua habitación de tu hij@ por si acaso un día se queda…

¡UP-CYCLE YOUR LIFE!

 

Ante la inminente crisis-rera-crisis en que nos encontramos y que acelera el cambio hacia la nueva era de Acuario, hemos de empezar a cambiar nuestra mente hacia los nuevos valores de respeto y amor, empatía, colaboración y expansión, que básicamente son los valores de la naturaleza, de la belleza interior, del KōAN TAO ZEN el (KōANISMO).

Pequeños cambios cómo:

Este es el nuevo paradigma.

Y seguro que dices… pero a mi no se me da bien o no me gusta hacer cosméticos o los productos de higiene del hogar… pero estoy segura que si preguntas a tu vecina o a alguien de tu entorno podrás intercambiarle sus productos artesanos por tus habilidades adquiridas o por descubrir… no se, quizás te mole hacer pan, o cuidar de tu huertito, o transformar una silla vieja en un macetero para las tomateras de tu vecina…

you will see! Se trata de ir construyendo tu camino hacia tu bienestar, de probar, de disfrutar y de crear.

QUE TENGAS UN FELIZ VERANO!

Y RECUERDA:

STAY KōAN – STAY WITH YOU

 

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

La biología del amor – ¿Qué pueden decirnos nuestras células sobre la importancia del amor?

10 junio 2022

love vibes

El Dr. Bruce Lipton se sentó con la Dra. Deborah Sandella para revelar cómo las células guardan profundos secretos del corazón.

 

¿Qué tienen que ver tus células con el amor? La biología molecular y el romance parecen compañeros de cama poco probables, pero según el Dr. Bruce Lipton, biólogo de células madre, autor del bestseller La biología de la creencia y galardonado con el Premio Goi de la Paz 2009, es todo un asunto.

Lo llama el «efecto honeymoon».

Casi todo el mundo puede recordar una época en la que estaba «perdidamente enamorado». Durante esta jugosa etapa de la vida, señala Lipton, nuestra percepción del mundo se amplía y nuestros ojos centellean de placer. Nuestro afecto no se limita a la pareja elegida, sino que estamos enamorados de la vida misma y eso se nota.

Nos arriesgamos a experimentar con nuevas comidas, actividades y ropa. Escuchamos más, compartimos más y nos tomamos más tiempo para el placer. Lipton se ríe de cómo lo que parece hostil el día anterior se convierte en el cielo en la tierra cuando estamos enamorados. Ni siquiera nos fijamos en los conductores agresivos que nos irritaban ayer; hoy estamos perdidos en sueños y canciones de amor.

Nuestro afecto no se limita a nuestra pareja, sino que estamos enamorados de la vida misma y eso se nota.

La vibración del amor

Por increíble que parezca, todas y cada una de nuestras células se comportan como un humano en miniatura, dice Lipton. Dentro de ti, cincuenta billones de células diminutas parecidas a las humanas trabajan juntas. Células que se ayudan mutuamente para lograr el bombeo de tu corazón, la respiración de tus pulmones y todos los millones de tareas que deben realizarse. Cuando nos sentimos «enamorados», ¡nuestras células también tienen la vibración del amor! ¡Suena muy bien!

Todo comienza con la vida, que se define por el movimiento, según Lipton. Las proteínas, los elementos primigenios de la vida, se envuelven fácilmente en esculturas de alambre orgánico y se mueven en respuesta a las señales del entorno. En la superficie de cada célula, las proteínas receptoras reciben las señales del entorno, mientras que las proteínas efectoras las transforman en vibraciones y las transmiten al cerebro, donde las interpretan. No hace falta mucha imaginación para imaginar la diferencia entre cómo se mueven estas esculturas de proteínas cuando están «enamoradas» y cuando están irritadas. Ya hemos pasado por eso.

En los años ochenta, cuando Lipton descubrió que la membrana celular es su cerebro, su innovadora investigación sugirió que las señales ambientales, ya sean de amor u otra emoción, son primordiales para crear enfermedades. Presagió uno de los campos de estudio más importantes de la actualidad, la ciencia de la epigenética, que explora cómo las reacciones químicas celulares activan y desactivan los genes.

Las investigaciones en este campo han descubierto que el estrés, la dieta, el comportamiento, las toxinas y otros factores activan interruptores químicos que regulan la expresión de los genes. Lipton aclara que esta nueva área de estudio revela que las influencias ambientales son más prominentes a la hora de causar enfermedades que los genes. Afirma que las nuevas investigaciones sobre el cáncer sugieren que los factores genéticos influyen en la aparición de la enfermedad sólo en un 10% de las ocasiones. En otras palabras, la percepción de nuestro entorno es responsable de la salud de nuestro cuerpo el 90% de las veces.

 

Cuando nos sentimos «enamorados», ¡nuestras células también tienen la vibración del amor!

El poder de la percepción

Aún más interesante, Lipton informa de que las investigaciones actuales demuestran cómo nuestras estructuras proteicas se activan más por señales no físicas que por señales químicas. En otras palabras, nuestras percepciones ambientales tienen una influencia más poderosa en nuestra salud que los medicamentos. Así, la ciencia nos dice que tenemos más capacidad innata para curar nuestros males que la farmacia.

Con un tono de excitación, Lipton señala: «¡Vaya! Esto significa que las personas no son víctimas de sus genes como solíamos pensar. Pueden cambiar sus percepciones y, por tanto, cambiar su salud. ¡Eso sí que es emocionante! La vieja biología solía quitar la elección y controlar el resultado. Cuando se le dice a la gente que es víctima, su poder disminuye. El trabajo ahora es ayudar a la gente a cambiar sus percepciones para que puedan cambiar sus resultados».

¿Cómo funciona?

La célula es un «chip» de datos por definición, comparte Lipton. Nuestros recuerdos y creencias perceptivas se almacenan en la membrana celular y se transmiten constantemente al cerebro para su interpretación. La mente responde a estos mensajes vibracionales creando coherencia entre la creencia y la realidad. En otras palabras, cuando tus células transmiten a tu mente, ésta trabaja diligentemente para crear la misma realidad química en tu cuerpo. Así, si crees que vas a enfermar, tu mente coordinará a tus células para hacerlo realidad. Y si tus células transmiten señales que sugieren que estás vibrante y sano, tu mente también se encargará de hacerlo realidad.

Este poder de la percepción se demuestra, dice Lipton, en estudios que descubrieron que los niños adoptados contraen cáncer con la misma propensión que sus hermanos criados en la misma familia, aunque con una genética diferente.

 

Si crees que vas a enfermar, tu mente coordinará tus células para hacerlo realidad.

Descargas subconscientes

De hecho, informa Lipton, «la medicina ha reconocido que la enfermedad se siembra en los primeros seis años de vida, cuando las creencias son descargadas por la familia en el subconsciente del niño». Durante estos años, la mente de los niños se encuentra principalmente en un patrón de ondas cerebrales theta, que crea un estado mental hipnagógico. Este estado de trance explica por qué los niños borran fácilmente la frontera entre la fantasía y la forma. Caminando en trance, los niños pequeños absorben las creencias de sus padres en la memoria subconsciente sin preguntar ni discernir.

Lipton explica cómo funcionan estas descargas subconscientes comparándolas con un iPod. Cuando se adquiere un iPod nuevo, no hay grabaciones, por lo que no se puede reproducir nada. Una vez que se descargan las canciones en la memoria, se pueden reproducir las canciones descargadas. De hecho, son las únicas canciones que puedes reproducir. Hay muchas otras opciones de canciones, pero no puedes reproducirlas en tu iPod hasta que las descargues. Del mismo modo, lo que se ha descargado en nuestra memoria subconsciente y se ha almacenado en nuestras células es la única opción disponible para ser escuchada y vista en el cuerpo.

Otras elecciones no son posibles hasta que se descargan como creencias y percepción en el subconsciente. Así, actuamos automáticamente según las creencias de nuestros padres, a menos que nos expongamos a otras creencias o sembremos intencionadamente nuevas creencias.

Los niños absorben las creencias de sus padres en la memoria subconsciente sin cuestionarlas.

Un cambio hacia el amor y la vitalidad

Lipton señala que el mayor problema es que la gente no cree que pueda cambiar su mente y sus creencias con facilidad. Sugiere que si enseñamos a nuestros hijos en sus primeros 6 años que pueden cambiar sus mentes y, por tanto, sus cuerpos, un cambio de poder hacia el amor y la vitalidad puede ser fácil.

La biología celular no sólo tiene algo que decirnos sobre el amor en nuestros cuerpos, sino que también es muy reveladora de la naturaleza de la conexión humana, dice Lipton. Se llama Biomimetismo y es una nueva disciplina de la biología que utiliza las mejores ideas de la naturaleza para resolver problemas. Los animales, las plantas y los microbios han encontrado lo que funciona, y podemos aprender de ellos. Demuestran formas de funcionar que han perdurado durante 3.800 millones de años de existencia.

En el último libro de Lipton, Spontaneous Evolution (Evolución espontánea), él y su coautor Bhaerman sugieren que las células son más inteligentes que nosotros a la hora de crear comunidades exitosas. Dilucidan cómo las células se organizan para tener un sistema monetario que paga a otras células en función de la importancia del trabajo que realizan y almacena el exceso de beneficios en bancos comunitarios. Disponen de un sistema de investigación y desarrollo que crea los equivalentes tecnológicos y bioquímicos de las extensas redes informáticas. Los sofisticados sistemas medioambientales proporcionan un tratamiento de purificación del aire y del agua más avanzado tecnológicamente de lo que el ser humano haya imaginado jamás.

 

Los animales, las plantas y los microbios han encontrado lo que funciona, y podemos aprender de ellos.

«Que ninguna célula se quede atrás»

Lo mismo ocurre con los sistemas de calefacción y refrigeración. El sistema de comunicación dentro de las células y entre ellas es un Internet que envía mensajes codificados directamente a las células individuales. Incluso tienen un sistema de justicia penal que detiene, encarcela, rehabilita y, a la manera de Kevorkian, ayuda al suicidio de las células destructivas. A diferencia de nosotros, las células tienen una cobertura sanitaria completa organizada que se asegura de que cada célula reciba lo que necesita para mantenerse sana, y un sistema inmunológico que protege a las células y al cuerpo como una guardia nacional dedicada.

Lipton hace una intrigante analogía entre cómo 50 billones de células del cuerpo humano trabajan juntas para el éxito del individuo es similar a cómo 7.000 millones de seres humanos podrían trabajar juntos para el éxito del planeta. Señala que no hemos hecho un trabajo tan bueno como las células.

Lipton subraya que nuestra mente individual, como una célula individual, tiene mucha menos conciencia que la conciencia de todo el grupo. Cuando una célula cumple con su evolución, se reúne en colonias con otras células evolucionadas para compartir y ampliar la capacidad de conciencia. Hay una actitud de «no dejar ninguna célula atrás» y la apropiación económica de los recursos para apoyar al conjunto. Lipton dice que haríamos bien como colectivo en evolucionar a un nivel de conciencia tan alto como el de nuestras células. Escribe: «La ciencia sugiere que la próxima etapa de la evolución humana estará marcada por la conciencia de que todos somos células interdependientes dentro del superorganismo llamado humanidad».

 

Todos somos células interdependientes dentro del superorganismo llamado humanidad.

Reescribir nuestras percepciones

Sin embargo, primero debemos trabajar en nuestro propio patio trasero, insta Lipton: «Debemos cambiar la evolución de nuestro yo individual para que la conciencia colectiva pueda progresar». Nos insta a recuperar nuestras vidas reescribiendo nuestras percepciones para que podamos crear ese estado mental de enamoramiento una y otra vez. Nos anima a descargar nuevas creencias de poder y amor en la memoria celular, para que nuestras células tengan nuevas y encantadoras melodías para tocar con letras que afirmen nuestra amabilidad.

Lipton llama a la búsqueda de sentirse continuamente «enamorado», «La ciencia de crear el cielo en la tierra». Y la ciencia ha hablado de estas cosas, escribe Lipton. Por ejemplo, los investigadores de HeartMath han descubierto que el impacto del amor en sí mismo es real y medible bioquímicamente: «Cuando los sujetos centran su atención en el corazón y activan un sentimiento central del corazón, como el amor, el aprecio o el cuidado, estas emociones cambian inmediatamente sus ritmos de latido en un patrón más coherente. El aumento de la coherencia de los latidos del corazón activa una cascada de acontecimientos neuronales y bioquímicos que afectan prácticamente a todos los órganos del cuerpo.

Los estudios demuestran que la coherencia cardíaca conduce a una mayor inteligencia al reducir la actividad del sistema nervioso simpático -nuestro mecanismo de lucha o huida- y aumentar al mismo tiempo la actividad promotora del crecimiento del sistema nervioso parasimpático». Como resultado, se reducen las hormonas del estrés y se produce la hormona antienvejecimiento DHEA.

 

El amor nos hace más sanos, más felices y más longevos.

Resulta que la biología molecular y el amor son una combinación perfecta. El Dr. Bruce Lipton nos desafía a estudiar y comprender cómo experimentar continuamente ese cielo en la tierra, con proteínas danzantes en nuestras células que se desmayan y se balancean con amor.

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

El pensamiento cuántico

29 mayo 2022

El pensamiento cuántico es una nueva manera de ver la vida basado en las leyes que regulan el espacio físico. El descubrimiento de esas leyes han puesto en evidencia la fragilidad de nuestro mundo material. Por primera vez, en la historia de la humanidad, el mundo que creíamos absolutamente sólido, estable e inalterable se desvanece. Ahora sabemos que todas las cosas se mueven permanentemente, que se encuentran estables relativamente y que pueden ser alteradas. Y más complicado aún, que ni siquiera existen.

En KōAN Club , en Barcelona, estamos convencidos de la integralidad del ser humano y del mundo que le rodea, el uno con el cosmo. Para  lograrlo hacemos esfuerzos por conocer y comprender el mundo que nos rodea y su dinámica. En la aurora de un nuevo milenio, afloran  nuevos paradigmas que cambiarán nuestra manera de concebir la vida, en todas las áreas del saber humano. Pero, ninguno tan poderoso y transformador como las leyes de la física cuántica.

La realidad no existe: una visión cuántica de nuestras vidas.

La realidad no existe, se crea a partir de nuestra observación.  José Ignacio La Torre, físico cuántico, catedrático de la Universidad de Barcelona nos explica que la mecánica cuántica trata de conocer el comportamiento de los átomos. Los átomos son la base de la materia. Un átomo es la  parte más pequeña de una sustancia que no se puede descomponer químicamente. Todas las cosas están hechas de átomos. Dice éste científico que si comprendemos cómo se comportan los átomos y a que leyes se someten podemos conocer la materia y conocernos a nosotros mismos. 

Según este catedrático, la mecánica cuántica tiene un rasgo que es muy notable. Si imaginamos que queremos saber si en un espacio determinado hay una partícula. ¿Cómo lo sabremos? Debemos enviar algo a la partícula que rebote  y se devuelva a nuestros ojos, enviamos entonces una partícula de luz. Pero es tan pequeño ese electrón que cuando llega un fotón, choca contra él y rebota, le pega tan fuerte que el electrón se va. De esta forma cuando nuestro ojo dice que ahí hay un electrón, es mentira, porque el electrón ya no está ahí.

Ahora es y ya no

Eso quiere decir que el simple hecho de medir, de mirar afecta a lo que miras. De esta manera cada vez que yo quiero mirar algo, lo afecto y lo transformo. Esto nos lleva a revisar qué es conocer, porque cada vez que conozco la realidad la perturbo. Luego mi conocimiento no es de la realidad, es de otra cosa. De hecho, la mecánica cuántica dice que está prohibido saber cómo es la realidad en forma absoluta. 

Todo es relativo

Las cosas  se manifiestan estables (sillas, carros, piedras, etc) porque están integradas por millones de átomos que tienen energía y responden a leyes cuánticas.  Pero esos millones de átomos poseen una estructura extremadamente liviana que es afectada por la energía, por nuestra energía. El intercambio de energía provoca alteraciones en la estructura de los átomos, todo se mueve y cambia de manera permanente. Por eso nada es absoluto, todo es relativo, porque nadie puede predecir con seguridad  dónde estará exactamente una partícula subatómica en un momento determinado (Principio de Incertidumbre).

Interpretación de Copenhague

La interpretación de Copenhague es una declaración conjunta de los físicos más destacados de la ciencia. La declaración concluye que los sistemas físicos cuánticos generalmente no tienen propiedades definidas. Y están en una especie de limbo en el tiempo antes de ser medidos. El acto de medir condiciona el sistema y colapsa la función de onda. Creando la cualidad de onda-partícula. Existe también la posibilidad que las partículas subatómicas no sean ni ondas, ni partículas, sino que se trate de otra cosa.

Realidades Alternativas

Uno de los experimentos mentales realizados en respuesta a la interpretación de Copenhague propuso que:

“Si un gato está en una caja opaca con un veneno en su interior que depende de una sola partícula radioactiva para liberarse. Hay un 50% de que el gato esté vivo y otro 50% de que esté muerto. Concluye que ese gato debería estar vivo y muerto a la vez debido a la dualidad de onda-partícula del veneno. A ésto se le llama superposición cuántica. Y sólo será cuando alguien abra la caja que colapsará en un sólo estado. 

Del limbo a la realidad

A partir de éste análisis el mundo científico comienza a desarrollar hipótesis para explicar esta dualidad. Everett en respuesta a ésta paradoja indicó: 

“El gato está vivo y muerto a la vez, pero en diferentes realidades alternativas”. Estas realidades, también llamadas múltiples universos, se producen sin interacción, debido a la decoherencia cuántica. El extraño comportamiento del mundo cuántico predice que la realidad se desdobla en varias posibilidades  y lo hace continuamente. Nuestros átomos y partículas subatómicas deberían estar en un limbo hasta que alguien nos observa y colapsa en un sólo estado, entonces, ¿Nosotros dónde estamos exactamente?. Las hipótesis teóricas cuánticas en la búsqueda de una teoría unificada proponen incluso que nuestra realidad está formada por cuerdas de diez dimensiones en múltiples universos paralelos donde no existen hechos objetivos a nivel cuántico.

Gato vivo o gato muerto, que deseas ver

Cada persona verá lo que quiere ver. Si nos mantenemos en alta vibración energética y deseamos ver las cosas buenas, hermosas y conectarnos con ellas, nuestro cerebro nos ayudará a ver un gato vivo. Pero, si por lo contrario, nos mantenemos en pensamientos de baja frecuencia energética, nos tocará el gato muerto.

 

Nuestra película

A nivel fisiológico cada 50 segundos el cerebro toma una fotografía de lo que vemos, una imagen visual que inmediatamente deja de ser y desaparece. Esta imagen es reemplazada por otra mirada. La  segunda imagen se funda, en nuestro cerebro, con la primera y la tercera con la segunda dándonos la ilusión de continuidad.

El mecanismo es el mismo  que opera en la cinta cinematográfica. El cine nos recrea una realidad que no existe. Sin embargo, en ella somos observadores que sentimos, pensamos y tomamos parte de una trama que no nos pertenece.  Según la teoría cuántica, nuestro mundo se encuentra suspendido en el limbo físico hasta que miramos. Y disponemos de hasta 10 dimensiones  o alternativas para definir nuestra historia en esa película. De esta forma, conscientes o inconscientes de esta situación, nosotros somos los escritores, actores y directores de nuestra película.

En KōAN Club , en Barcelona, ponemos a tu disposición un conjunto de herramientas que te ayudarán a comprender y manejar favorablemente tu desarrollo personal. Con el apoyo de terapias alternativas e integradoras que facilitan tú camino a la felicidad y a la salud. 

!Cambia tu vida¡ Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail .

 

Estableció por lo tanto el óptimo artífice que aquel a quien no podía dotar de nada propio le fuese común todo cuanto le había sido dado separadamente a los otros. Tomó por consiguiente al hombre así construido, obra de naturaleza indefinida, y habiéndolo puesto en el centro del mundo, le habló de esta manera:

Oh Adán, no te he dado ni un lugar determinado, ni un aspecto propio, ni una prerrogativa peculiar con el fin de que poseas el lugar, el aspecto y la prerrogativa que conscientemente elijas y que de acuerdo con tu intención obtengas y conserves….. con el fin de que tú, como árbitro y soberano artífice de ti mismo, te informases y plasmases en la obra que prefirieses. Podrás degenerar en los seres inferiores que son las bestias, podrás regenerarte, según tu ánimo, en las realidades superiores que son divinas.

 

Giovanni Pico della Mirandola

“Discurso sobre la dignidad del hombre”

 

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

Efectos del estrés en el cuerpo – Sistema endocrino – hormonas

11 mayo 2022

ESTRÉS Y SISTEMA ENDOCRINO

El estrés afecta a todos los sistemas del cuerpo, incluidos los sistemas musculoesquelético, respiratorio, cardiovascular, endocrino, gastrointestinal, nervioso y reproductivo.

 

Nuestro cuerpo está preparado para manejar el estrés en pequeñas dosis, pero cuando este estrés se convierte en algo prolongado o crónico, puede tener graves efectos en nuestro organismo.

Hola, soy Irene de la Rosa, y hoy os quiero hablar de como afecta el estrés a cada uno de los sistemas que componen nuestro fabuloso cuerpo humano y qué podeos hacer para surfear esas oleadas de estrés y mantenernos en equilibrio, generando así un estado de bienestar continuo que nos aportará felicidad en todos los aspectos de nuestra vida.

 

 

 

Sistema endocrino

Cuando alguien percibe que una situación es desafiante, amenazante o incontrolable, el cerebro inicia una cascada de acontecimientos en los que interviene el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal (HPA), que es el principal impulsor de la respuesta endocrina al estrés. En última instancia, esto da lugar a un aumento de la producción de hormonas esteroides denominadas glucocorticoides, entre las que se encuentra el cortisol, a menudo conocido como la «hormona del estrés».

El eje HPA

En momentos de estrés, el hipotálamo, un conjunto de núcleos que conecta el cerebro y el sistema endocrino, indica a la hipófisis que produzca una hormona, y esta indica a las glándulas suprarrenales, situadas encima de los riñones, que aumenten la producción de cortisol.

El cortisol aumenta el nivel de combustible energético disponible movilizando la glucosa y los ácidos grasos del hígado. El cortisol se produce normalmente en niveles variables a lo largo del día, aumentando normalmente su concentración al despertar y disminuyendo lentamente a lo largo del día, proporcionando un ciclo diario de energía.

Durante una «movie» o situación estresante, un aumento del cortisol puede proporcionar la energía necesaria para hacer frente a un desafío prolongado o extremo.

Estrés y salud

Los glucocorticoides, incluido el cortisol, son importantes para regular el sistema inmunitario y reducir la inflamación. Como ya os hemos estado hablandoen otros posts, esta reacción es beneficiosa durante situaciones de estrés o amenaza en las que una lesión podría provocar un aumento de la activación del sistema inmunitario, el estrés crónico en cambio, puede provocar un deterioro de la comunicación entre el sistema inmunitario y el eje HPA.

Esta alteración de la comunicación se ha relacionado con el desarrollo futuro de numerosas afecciones físicas y mentales, como la fatiga crónica, los trastornos metabólicos (por ejemplo, la diabetes, la obesidad), la depresión y los trastornos inmunitarios.

 

Para gestionar el estrés y mantener el equilibrio de nuestras hormonas, el equipo Bio·médico de KōAN CLUB, te damos estos consejos:

  1. Mantener una red de apoyo social saludable: amigos, familia, pareja, terapeuta, peluquero, club social, club de baile…. rodearte de energía positiva te ayuda a descomprimir el estrés.
  2. Hacer ejercicio físico con regularidad
  3. Dormir lo suficiente cada noche
  4. Introducir en tu vida tu terapia mensual, que te ayude a equilibrar los niveles de cortisol. como la consulta biomédica con biopuntura o terapia neural, la acupuntura, los mindfullness massages de KōAN, la osteopatia visceral o el TNDR. 

Estas recomendaciones tienen importantes beneficios para la salud física y mental, y forman bloques de construcción solidos para un estilo de vida saludable.

Si deseas un apoyo adicional o si estás pasando un periodo de estrés extremo o crónico, un terapeuta especialista en Salud Emocional puede ayudarle a identificar los retos y los factores de estrés que afectan a tu vida diaria y te ayudará a encontrar formas para afrontar las situaciones que no sabes gestionar de la mejor manera posible para mejorar tu bienestar físico y mental general.

 

 

RESPIRA!

El sistema respiratorio suministra oxígeno a las células y elimina los residuos de dióxido de carbono del cuerpo. El aire entra por la nariz y pasa por la laringe en la garganta, baja por la tráquea y llega a los pulmones a través de los bronquios. A continuación, los bronquiolos transfieren el oxígeno a los glóbulos rojos para su circulación.

El estrés y las emociones fuertes pueden presentar síntomas respiratorios, como falta de aire y respiración rápida, ya que la vía aérea entre la nariz y los pulmones se contrae. Para las personas sin enfermedades respiratorias, esto no suele ser un problema, ya que el cuerpo puede gestionar el trabajo adicional para respirar cómodamente, pero los factores de estrés psicológico pueden exacerbar los problemas respiratorios de las personas con enfermedades respiratorias preexistentes, como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; incluye el enfisema y la bronquitis crónica).

Algunos estudios demuestran que un estrés agudo -como la muerte de un ser querido- puede desencadenar ataques de asma. Además, la respiración rápida -o hiperventilación- causada por el estrés puede provocar un ataque de pánico en alguien propenso a sufrirlo.

Trabajar con un terapeuta de EMO SALUD para desarrollar estrategias de relajación, respiración y otras estrategias cognitivo-conductuales puede ayudarte muchísimo a volver a respirar con normalidad y recuperar el buen funcionamiento de tu aparato respiratorio.

 

¿Qué son los adaptógenos y porqué son buenos para el estrés?

Como probablemente sabes, tu cuerpo está construido para liberar la hormona cortisol para responder al estrés, pero los niveles elevados de cortisol durante largos períodos de tiempo y el estrés crónico tal y como hemos comentado, pueden afectar a todos los sistemas fisiológicos de tu cuerpo, incluyendo la tiroides y las glándulas suprarrenales.

El estrés crónico a largo plazo conduce a la fatiga suprarrenal e incluso a problemas potencialmente más peligrosos, si no se trata a tiempo. Además de mantener el equilibrio de tu organismo e ir oxigenando y relajando tu intersticio mediante masajes y técnicas de respiración y relajación, desde KōAN recomendamos  trabajar la reducción de los niveles de cortisol a largo plazo mediante el uso de hierbas adaptógenas, una de las mezclas que más recomendamos y que hemos probado y funciona es la de BIONOBO, que además nos ofrecen con este código: KOANCLUB10 un 10% de descuento a todos nuestros lectores y socios. 

 

 

Los adaptógenos son compuestos extraídos de plantas que ayudan a regular la respuesta del organismo al estrés. Pueden proceder de hierbas, hongos y raíces, y muchos se han utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica y china.

Los adaptógenos son una clase única de plantas curativas: Ayudan a equilibrar, restaurar y proteger el cuerpo normalizando las funciones fisiológicas.

El término de hierbas o sustancias adaptógenas fue registrado por primera vez en 1947 por N.V. Lazarev, un científico ruso, que lo utilizó para describir el efecto de aumento de la resistencia del cuerpo al estrés.

Los científicos afirman que los adaptógenos actúan sobre el eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal (HPA) -la interacción entre el cerebro y las glándulas suprarrenales- y el sistema simpático-suprarrenal -la parte del sistema nervioso que ayuda a controlar la respuesta del organismo al estrés-. Según un artículo publicado en la revista Pharmaceuticals, los adaptógenos pueden ayudar a potenciar la atención y la resistencia en situaciones en las que la fatiga y/o la sensación de debilidad podrían disminuir el rendimiento. También pueden ayudar al organismo a resistir las alteraciones del sistema neuroendocrino e inmunitario inducidas por el estrés.

¿Para qué se utilizan los adaptógenos?

La respuesta corta: ayudan al cuerpo a lidiar con el estrés. Sin embargo, la respuesta más precisa es que los adaptógenos se utilizan para ayudar al cuerpo a mantener la fase de resistencia del síndrome de adaptación general durante más tiempo, ayudando a evitar la fase de agotamiento.

Entonces, ¿qué significa eso exactamente? Las 3 fases del estrés

Cuando nos enfrentamos a un factor de estrés (cualquier fuente de estrés mental o físico), nuestro cuerpo lo maneja a través de un proceso llamado síndrome de adaptación general (ARA). Este proceso consta de tres fases: alarma, resistencia y agotamiento.

La fase de alarma es la reacción de lucha o huida descrita anteriormente. Aparece algo preocupante, por lo que el ritmo cardíaco aumenta, la adrenalina bombea y se libera la hormona cortisol. Estos cambios hacen que te sientas alerta y con energía para poder protegerte de cualquier amenaza o peligro.

La etapa de resistencia es la que se produce justo después de luchar contra el “tiburón”, hacer el examen o terminar el entrenamiento. Tu cuerpo comienza a recuperarse del “trauma” del evento, volviendo tu presión arterial a la normalidad y eliminando la liberación de cortisol. Si la fuente de estrés desaparece por completo, el cuerpo volverá a su estado anterior al estrés. Sin embargo, si el estrés persiste durante mucho tiempo y sigues en alerta, tu cuerpo tratará de adaptarse a esta condición, reconociéndola como la nueva normalidad. En otras palabras, se aprende a vivir con el estrés. Esto es aceptable, hasta cierto punto, pero si tu cuerpo continúa en esta frontera entre la alarma y la resistencia durante mucho tiempo, sin espacio para una recuperación adecuada, el estrés superará al cuerpo y entrarás en la fase 3 del ARA: el agotamiento.

La fase de agotamiento es exactamente lo que parece. Puede que te sientas cansado, ansioso,  un estado de ánimo inestable y ser más susceptible a las enfermedades debido a un sistema inmunológico comprometido. En cualquier caso, si te encuentras en la fase de agotamiento, necesitas descansar, o sufriras un serio declive en la salud y el rendimiento.

 

 

Desde KōAN CLUB queremos hacer incapié en la PREVENCIÓN cómo la mejor herramienta de gestión de tu salud. porque tu salud es tuya, no del médico o terapeuta al que vas a vistar cuando ya no puedes más.

 

 

No pongas tu salud en manos de nadie. Conocer tu cuerpo, aprender a escucharlo y apoyarte en nuestras terapias ya sea de masaje, de gestión emocional, de nutrición, de herbolaria, medicina china o ayurveda es la mejor decisión para mantenerte en equilibrio el estado de felicidad!

 

 

Así que recuerda: STAY KōAN – STAY WITH YOU

Si te ha gustado este artículo, te puede interesar: EFECTOS DEL ESTRÉS EN EL CUERPO – EL INTERSTICIO

 

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

Efectos del estrés en el cuerpo – Cardiopatías y salud del sistema circulatorio

11 mayo 2022

El estrés afecta a todos los sistemas del cuerpo, incluidos los sistemas musculoesquelético, respiratorio, cardiovascular, endocrino, gastrointestinal, nervioso y reproductivo.

 

Nuestro cuerpo está preparado para manejar el estrés en pequeñas dosis, pero cuando este estrés se convierte en algo prolongado o crónico, puede tener graves efectos en nuestro organismo.

Hola, soy Irene de la Rosa, y hoy os quiero hablar de como afecta el estrés a cada uno de los sistemas que componen nuestro fabuloso cuerpo humano y qué podeos hacer para surfear esas oleadas de estrés y mantenernos en equilibrio, generando así un estado de bienestar continuo que nos aportará felicidad en todos los aspectos de nuestra vida.

 

 

 

Sistema cardiovascular

El corazón y los vasos sanguíneos son los dos elementos del sistema cardiovascular que trabajan juntos para proporcionar alimento y oxígeno a los órganos del cuerpo. La actividad de estos dos elementos también se coordina en la respuesta del cuerpo al estrés. El estrés agudo -el estrés momentáneo o a corto plazo, como el cumplimiento de plazos, estar atrapado en el tráfico o frenar de golpe para evitar un accidente- provoca un aumento de la frecuencia cardíaca y contracciones más fuertes del músculo cardíaco, y las hormonas del estrés -la adrenalina, la noradrenalina y el cortisol- actúan como mensajeras de estos efectos.

Además, los vasos sanguíneos que dirigen la sangre a los grandes músculos y al corazón se dilatan, aumentando así la cantidad de sangre bombeada a estas partes del cuerpo y elevando la presión arterial. Esto también se conoce como la respuesta de lucha o huida. Una vez que el episodio de estrés agudo ha pasado, el cuerpo vuelve a su estado normal.

El estrés crónico, o un estrés constante experimentado durante un periodo de tiempo prolongado, puede contribuir a causar problemas a largo plazo para el corazón y los vasos sanguíneos. El aumento constante y continuo de la frecuencia cardíaca y los niveles elevados de hormonas del estrés y de la presión arterial pueden hacer mella en el organismo. Este estrés continuado a largo plazo puede aumentar el riesgo de hipertensión, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular.

El estrés agudo repetido y el estrés crónico persistente también pueden contribuir a la inflamación del sistema circulatorio, sobre todo de las arterias coronarias, y ésta es una de las vías que se cree que relaciona el estrés con el infarto. También parece que la forma en que una persona responde al estrés puede afectar a los niveles de colesterol.

El riesgo de enfermedad cardíaca asociado al estrés parece diferir en las mujeres, dependiendo de si la mujer es premenopáusica o posmenopáusica. Los niveles de estrógeno en las mujeres premenopáusicas parecen ayudar a los vasos sanguíneos a responder mejor durante el estrés, lo que ayuda a sus cuerpos a manejar mejor el estrés y a protegerlos contra las enfermedades del corazón. Las mujeres posmenopáusicas pierden este nivel de protección debido a la pérdida de estrógenos, por lo que corren un mayor riesgo de sufrir los efectos del estrés en las enfermedades cardíacas.

Recomendaciones del equipo Bio·médico de KōAN CLUB:

  1. Establecer prioridades. Decidir qué cosas se deben hacer y qué cosas pueden esperar y aprender a decir no a tareas nuevas cuando estás saturad@.
  2. Mantener el contacto con personas que puedan proporcionar apoyo emocional y amor. Apóyate en tus amigos, la familia, pareja, para reducir el estrés, sal a tomar algo, charlar y divertirte para evadirte de las responsabilidades laborales o asuntos familiares o aquello que te esté generando estrés.
  3. Tómate tiempo para para y respirar, puedes hacerlo a través de actividades que te conecten con tu calma interior: leer, hacer yoga o jardinería, cocinar, pintar, cerámica…
  4. NO SOMATICES! Evita pensar obsesivamente en los problemas. Enfócate en lo que has logrado, no en lo que no has podido hacer. Paso a paso. No tengas prisa.
  5. Haz ejercicio con regularidad. Una caminata de solo 30 minutos puede ayudarte a levantarle el ánimo y reducir el estrés.
  6. Introduce en tu vida una terapia al mes para equilirar los niveles de cortisol y estabilizar mente y cuerpo. Recomendamos las consultas de biomedicina con biopuntura o terapia Neural, los Mindfullness Massages, la acupuntura y la Osteopatía Visceral. 
  7. Si estás consumiendo drogas o alcohol para sobrellevar el estrés o si estás teniendo pensamientos depresivos, pide cita para un profesional de la salud emocional

 

RESPIRA!

El sistema respiratorio suministra oxígeno a las células y elimina los residuos de dióxido de carbono del cuerpo. El aire entra por la nariz y pasa por la laringe en la garganta, baja por la tráquea y llega a los pulmones a través de los bronquios. A continuación, los bronquiolos transfieren el oxígeno a los glóbulos rojos para su circulación.

El estrés y las emociones fuertes pueden presentar síntomas respiratorios, como falta de aire y respiración rápida, ya que la vía aérea entre la nariz y los pulmones se contrae. Para las personas sin enfermedades respiratorias, esto no suele ser un problema, ya que el cuerpo puede gestionar el trabajo adicional para respirar cómodamente, pero los factores de estrés psicológico pueden exacerbar los problemas respiratorios de las personas con enfermedades respiratorias preexistentes, como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; incluye el enfisema y la bronquitis crónica).

Algunos estudios demuestran que un estrés agudo -como la muerte de un ser querido- puede desencadenar ataques de asma. Además, la respiración rápida -o hiperventilación- causada por el estrés puede provocar un ataque de pánico en alguien propenso a sufrirlo.

Trabajar con un terapeuta de EMO SALUD para desarrollar estrategias de relajación, respiración y otras estrategias cognitivo-conductuales puede ayudarte muchísimo a volver a respirar con normalidad y recuperar el buen funcionamiento de tu aparato respiratorio.

 

¿Qué son los adaptógenos y porqué son buenos para el estrés?

Como probablemente sabes, tu cuerpo está construido para liberar la hormona cortisol para responder al estrés, pero los niveles elevados de cortisol durante largos períodos de tiempo y el estrés crónico tal y como hemos comentado, pueden afectar a todos los sistemas fisiológicos de tu cuerpo, incluyendo la tiroides y las glándulas suprarrenales.

El estrés crónico a largo plazo conduce a la fatiga suprarrenal e incluso a problemas potencialmente más peligrosos, si no se trata a tiempo. Además de mantener el equilibrio de tu organismo e ir oxigenando y relajando tu intersticio mediante masajes y técnicas de respiración y relajación, desde KōAN recomendamos  trabajar la reducción de los niveles de cortisol a largo plazo mediante el uso de hierbas adaptógenas, una de las mezclas que más recomendamos y que hemos probado y funciona es la de BIONOBO, que además nos ofrecen con este código: KOANCLUB10 un 10% de descuento a todos nuestros lectores y socios. 

 

 

Los adaptógenos son compuestos extraídos de plantas que ayudan a regular la respuesta del organismo al estrés. Pueden proceder de hierbas, hongos y raíces, y muchos se han utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica y china.

Los adaptógenos son una clase única de plantas curativas: Ayudan a equilibrar, restaurar y proteger el cuerpo normalizando las funciones fisiológicas.

El término de hierbas o sustancias adaptógenas fue registrado por primera vez en 1947 por N.V. Lazarev, un científico ruso, que lo utilizó para describir el efecto de aumento de la resistencia del cuerpo al estrés.

Los científicos afirman que los adaptógenos actúan sobre el eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal (HPA) -la interacción entre el cerebro y las glándulas suprarrenales- y el sistema simpático-suprarrenal -la parte del sistema nervioso que ayuda a controlar la respuesta del organismo al estrés-. Según un artículo publicado en la revista Pharmaceuticals, los adaptógenos pueden ayudar a potenciar la atención y la resistencia en situaciones en las que la fatiga y/o la sensación de debilidad podrían disminuir el rendimiento. También pueden ayudar al organismo a resistir las alteraciones del sistema neuroendocrino e inmunitario inducidas por el estrés.

¿Para qué se utilizan los adaptógenos?

La respuesta corta: ayudan al cuerpo a lidiar con el estrés. Sin embargo, la respuesta más precisa es que los adaptógenos se utilizan para ayudar al cuerpo a mantener la fase de resistencia del síndrome de adaptación general durante más tiempo, ayudando a evitar la fase de agotamiento.

Entonces, ¿qué significa eso exactamente? Las 3 fases del estrés

Cuando nos enfrentamos a un factor de estrés (cualquier fuente de estrés mental o físico), nuestro cuerpo lo maneja a través de un proceso llamado síndrome de adaptación general (ARA). Este proceso consta de tres fases: alarma, resistencia y agotamiento.

La fase de alarma es la reacción de lucha o huida descrita anteriormente. Aparece algo preocupante, por lo que el ritmo cardíaco aumenta, la adrenalina bombea y se libera la hormona cortisol. Estos cambios hacen que te sientas alerta y con energía para poder protegerte de cualquier amenaza o peligro.

La etapa de resistencia es la que se produce justo después de luchar contra el “tiburón”, hacer el examen o terminar el entrenamiento. Tu cuerpo comienza a recuperarse del “trauma” del evento, volviendo tu presión arterial a la normalidad y eliminando la liberación de cortisol. Si la fuente de estrés desaparece por completo, el cuerpo volverá a su estado anterior al estrés. Sin embargo, si el estrés persiste durante mucho tiempo y sigues en alerta, tu cuerpo tratará de adaptarse a esta condición, reconociéndola como la nueva normalidad. En otras palabras, se aprende a vivir con el estrés. Esto es aceptable, hasta cierto punto, pero si tu cuerpo continúa en esta frontera entre la alarma y la resistencia durante mucho tiempo, sin espacio para una recuperación adecuada, el estrés superará al cuerpo y entrarás en la fase 3 del ARA: el agotamiento.

La fase de agotamiento es exactamente lo que parece. Puede que te sientas cansado, ansioso,  un estado de ánimo inestable y ser más susceptible a las enfermedades debido a un sistema inmunológico comprometido. En cualquier caso, si te encuentras en la fase de agotamiento, necesitas descansar, o sufriras un serio declive en la salud y el rendimiento.

 

 

Desde KōAN CLUB queremos hacer incapié en la PREVENCIÓN cómo la mejor herramienta de gestión de tu salud. porque tu salud es tuya, no del médico o terapeuta al que vas a vistar cuando ya no puedes más.

 

 

No pongas tu salud en manos de nadie. Conocer tu cuerpo, aprender a escucharlo y apoyarte en nuestras terapias ya sea de masaje, de gestión emocional, de nutrición, de herbolaria, medicina china o ayurveda es la mejor decisión para mantenerte en equilibrio el estado de felicidad!

 

 

Así que recuerda: STAY KōAN – STAY WITH YOU

Si te ha gustado este artículo, te puede interesar: EFECTOS DEL ESTRÉS EN EL CUERPO – EL INTERSTICIO

 

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

Efectos del estrés en el cuerpo – EL INTERSTICIO

10 mayo 2022

El estrés afecta a todos los sistemas del cuerpo, incluidos los sistemas musculoesquelético, respiratorio, cardiovascular, endocrino, gastrointestinal, nervioso y reproductivo.

 

Nuestro cuerpo está preparado para manejar el estrés en pequeñas dosis, pero cuando este estrés se convierte en algo prolongado o crónico, puede tener graves efectos en nuestro organismo.

Hola, soy Irene de la Rosa, y hoy os quiero hablar de como afecta el estrés a cada uno de los sistemas que componen nuestro fabuloso cuerpo humano y qué podeos hacer para surfear esas oleadas de estrés y mantenernos en equilibrio, generando así un estado de bienestar continuo que nos aportará felicidad en todos los aspectos de nuestra vida.

 

 

 

Sistema musculoesquelético

Cuando el cuerpo está estresado, los músculos se tensan. La tensión muscular es casi un reflejo del estrés y es la forma que tiene el cuerpo de protegerse contra las lesiones y el dolor.

Cuando el estrés aparece de forma repentina, los músculos se tensan de golpe y luego, cuando pasa el momento de estrés, se liberan de nuevo. Pero si el estrés se convierte en crónico hace que los músculos del cuerpo estén en un estado más o menos constante de vigilancia. Cuando los músculos están tensos durante largos periodos de tiempo, generan contracción permanente del INTERSTICIO, que es tejido conectivo conformado por una monocapa celular que rodea casi todos los órganos del cuerpo como los pulmones, piel, tracto digestivo y arterias y que está conformado por colágeno y elastina. El Intersticio es el responsable de producir buena cantidad del líquido que forma parte del sistema linfático. El sistema encargado de limpiar la basura del organismo manteniendo así los órganos limpios para que puedan realizar sus funciones correctamente.

Así pues, podemos entender la lógica de que para que nuestros órganos puedan hacer sus funciones correctamente debemos surfear las olas de estrés y mantenernos en estado de calma, en estado KōAN, escuchando nuestro nuestro interior y detectando las alarmas que nos indican que estamos sobrepasando el límite. Solo así, conectándonos con nuestras células, seremos capaces de mantenernos en equilibrio, y por lo tanto sanos.

Además cabe decir, que el colágenos es la base de la vida, la proteína más abundante en tu cuerpo. Es el componente principal de los tejidos conectivos que conforman varias partes del cuerpo, incluyendo los tendones, los ligamentos, la piel y los músculos.

El colágeno desempeña muchas funciones importantes, como proporcionar estructura a la piel y fortalecer los huesos.

Así pues, tu mism@ puedes darte cuenta de la importancia de mantener los niveles de colágeno y elastina con la alimentación, suplementación siempre de la mano de un  bio:médico, terapeuta o nutricionista y con la gestión del estrés para no consumirte a ti mism@ que eres casi tod@ colágeno!

 

Sobre el Intersticio:

Los científicos de la University School of Medicine de Nueva York incluso consideran que esta red puede dar lugar a que otras graves enfermedades se propaguen a través del intersticio, como puede ser el caso del cáncer. Consideran que podría ser una explicación más de cómo las células cancerígenas son capaces de desplazarse entre órganos velozmente. Esto explicaría por qué este tipo de enfermedades en determinados órganos se propagan más rápido que en otros.

 

intersticio

 

Causas y Dolencias generadas por estrés crónico o intersticio contraído.

Por ejemplo, tanto la cefalea tensional como la migraña están asociadas a la tensión muscular crónica en la zona de los hombros, el cuello y la cabeza. El dolor musculoesquelético en la parte baja de la espalda y en las extremidades superiores también se ha relacionado con el estrés, especialmente con el estrés laboral, además de los miedos asociados al estrés: miedo a no dar la talla, miedo a no avanzar, miedo a cambiar de trabajo, miedo a expresarse libremente tal y como uno es y piensa…

 

Millones de personas padecen cuadros dolorosos crónicos secundarios generados por el estrés. A menudo, pero no siempre, puede haber una lesión que desencadene el estado doloroso crónico. Lo que determina que una persona lesionada pase a sufrir dolor crónico es la forma en que responde a la lesión. Las personas que tienen miedo al dolor y a volver a lesionarse, y que sólo buscan una causa física y una cura para la lesión, suelen tener una peor recuperación que las personas que mantienen un cierto nivel de actividad moderada, supervisada y una actitud proactiva al cambio en lo que a la gestión de como afrontamos las gestiones y toma de decisiones de nuestro día a día. La tensión muscular y, con el tiempo, la atrofia muscular debida al desuso del cuerpo, favorecen las afecciones musculoesqueléticas crónicas relacionadas con el estrés.

Se ha demostrado que las técnicas de relajación y otras actividades y terapias para aliviar el estrés reducen eficazmente la tensión muscular, disminuyen la incidencia de ciertos trastornos relacionados con el estrés, como el dolor de cabeza, y aumentan la sensación de bienestar. En el caso de las personas que padecen dolores crónicos, se ha demostrado que las actividades para aliviar el estrés mejoran el estado de ánimo y el funcionamiento diario.

Uno de los masajes que más recomendamos para el sistema musculo-esquelético, que trabaja sobre el cuerpo físico, regenerando el colágeno del intersticio y sobre el cuerpo energético, lierando la energía estancada, es la técnica de masaje TNDR.. del Dr Cayo Martín, un gran Médico al que en KōAN Club apreciamos muchisimo por su gran aportación a la nueva medicina o BIO·MEDICINA y su apoyo al nuestro CLUB.

 

RESPIRA!

El sistema respiratorio suministra oxígeno a las células y elimina los residuos de dióxido de carbono del cuerpo. El aire entra por la nariz y pasa por la laringe en la garganta, baja por la tráquea y llega a los pulmones a través de los bronquios. A continuación, los bronquiolos transfieren el oxígeno a los glóbulos rojos para su circulación.

El estrés y las emociones fuertes pueden presentar síntomas respiratorios, como falta de aire y respiración rápida, ya que la vía aérea entre la nariz y los pulmones se contrae. Para las personas sin enfermedades respiratorias, esto no suele ser un problema, ya que el cuerpo puede gestionar el trabajo adicional para respirar cómodamente, pero los factores de estrés psicológico pueden exacerbar los problemas respiratorios de las personas con enfermedades respiratorias preexistentes, como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; incluye el enfisema y la bronquitis crónica).

Algunos estudios demuestran que un estrés agudo -como la muerte de un ser querido- puede desencadenar ataques de asma. Además, la respiración rápida -o hiperventilación- causada por el estrés puede provocar un ataque de pánico en alguien propenso a sufrirlo.

Trabajar con un terapeuta de EMO SALUD para desarrollar estrategias de relajación, respiración y otras estrategias cognitivo-conductuales puede ayudarte muchísimo a volver a respirar con normalidad y recuperar el buen funcionamiento de tu aparato respiratorio.

 

¿Qué son los adaptógenos y porqué son buenos para el estrés?

Como probablemente sabes, tu cuerpo está construido para liberar la hormona cortisol para responder al estrés, pero los niveles elevados de cortisol durante largos períodos de tiempo y el estrés crónico tal y como hemos comentado, pueden afectar a todos los sistemas fisiológicos de tu cuerpo, incluyendo la tiroides y las glándulas suprarrenales.

El estrés crónico a largo plazo conduce a la fatiga suprarrenal e incluso a problemas potencialmente más peligrosos, si no se trata a tiempo. Además de mantener el equilibrio de tu organismo e ir oxigenando y relajando tu intersticio mediante masajes y técnicas de respiración y relajación, desde KōAN recomendamos  trabajar la reducción de los niveles de cortisol a largo plazo mediante el uso de hierbas adaptógenas, una de las mezclas que más recomendamos y que hemos probado y funciona es la de BIONOBO, que además nos ofrecen con este código: KOANCLUB10 un 10% de descuento a todos nuestros lectores y socios. 

 

 

Los adaptógenos son compuestos extraídos de plantas que ayudan a regular la respuesta del organismo al estrés. Pueden proceder de hierbas, hongos y raíces, y muchos se han utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica y china.

Los adaptógenos son una clase única de plantas curativas: Ayudan a equilibrar, restaurar y proteger el cuerpo normalizando las funciones fisiológicas.

El término de hierbas o sustancias adaptógenas fue registrado por primera vez en 1947 por N.V. Lazarev, un científico ruso, que lo utilizó para describir el efecto de aumento de la resistencia del cuerpo al estrés.

Los científicos afirman que los adaptógenos actúan sobre el eje hipotálamo-hipofisario-suprarrenal (HPA) -la interacción entre el cerebro y las glándulas suprarrenales- y el sistema simpático-suprarrenal -la parte del sistema nervioso que ayuda a controlar la respuesta del organismo al estrés-. Según un artículo publicado en la revista Pharmaceuticals, los adaptógenos pueden ayudar a potenciar la atención y la resistencia en situaciones en las que la fatiga y/o la sensación de debilidad podrían disminuir el rendimiento. También pueden ayudar al organismo a resistir las alteraciones del sistema neuroendocrino e inmunitario inducidas por el estrés.

¿Para qué se utilizan los adaptógenos?

La respuesta corta: ayudan al cuerpo a lidiar con el estrés. Sin embargo, la respuesta más precisa es que los adaptógenos se utilizan para ayudar al cuerpo a mantener la fase de resistencia del síndrome de adaptación general durante más tiempo, ayudando a evitar la fase de agotamiento.

Entonces, ¿qué significa eso exactamente? Las 3 fases del estrés

Cuando nos enfrentamos a un factor de estrés (cualquier fuente de estrés mental o físico), nuestro cuerpo lo maneja a través de un proceso llamado síndrome de adaptación general (ARA). Este proceso consta de tres fases: alarma, resistencia y agotamiento.

La fase de alarma es la reacción de lucha o huida descrita anteriormente. Aparece algo preocupante, por lo que el ritmo cardíaco aumenta, la adrenalina bombea y se libera la hormona cortisol. Estos cambios hacen que te sientas alerta y con energía para poder protegerte de cualquier amenaza o peligro.

La etapa de resistencia es la que se produce justo después de luchar contra el “tiburón”, hacer el examen o terminar el entrenamiento. Tu cuerpo comienza a recuperarse del “trauma” del evento, volviendo tu presión arterial a la normalidad y eliminando la liberación de cortisol. Si la fuente de estrés desaparece por completo, el cuerpo volverá a su estado anterior al estrés. Sin embargo, si el estrés persiste durante mucho tiempo y sigues en alerta, tu cuerpo tratará de adaptarse a esta condición, reconociéndola como la nueva normalidad. En otras palabras, se aprende a vivir con el estrés. Esto es aceptable, hasta cierto punto, pero si tu cuerpo continúa en esta frontera entre la alarma y la resistencia durante mucho tiempo, sin espacio para una recuperación adecuada, el estrés superará al cuerpo y entrarás en la fase 3 del ARA: el agotamiento.

La fase de agotamiento es exactamente lo que parece. Puede que te sientas cansado, ansioso,  un estado de ánimo inestable y ser más susceptible a las enfermedades debido a un sistema inmunológico comprometido. En cualquier caso, si te encuentras en la fase de agotamiento, necesitas descansar, o sufriras un serio declive en la salud y el rendimiento.

 

 

Desde KōAN CLUB queremos hacer incapié en la PREVENCIÓN cómo la mejor herramienta de gestión de tu salud. porque tu salud es tuya, no del médico o terapeuta al que vas a vistar cuando ya no puedes más.

 

 

No pongas tu salud en manos de nadie. Conocer tu cuerpo, aprender a escucharlo y apoyarte en nuestras terapias ya sea de masaje, de gestión emocional, de nutrición, de herbolaria, medicina china o ayurveda es la mejor decisión para mantenerte en equilibrio el estado de felicidad!

 

 

Así que recuerda: STAY KōAN – STAY WITH YOU

Si te ha gustado este artículo también te gustará ESTE! Efectos del estrés en el cuerpo – Cardiopatías y salud del sistema circulatorio


 

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

El estrés, regulador de nuestras hormonas

7 abril 2022

En muchas ocasiones nos hemos referido al estrés desde distintas perspectivas y en sus distintas fases. En esta oportunidad en KōAN CLUB hablaremos del estrés y el sistema endocrino. El estrés es un estado de alerta que nos prepara para afrontar un riesgo emocional o físico. Es un mecanismo producido por el sistema nervioso autónomo, en particular por el sistema nervioso simpático. Contrario a lo que muchas personas piensan, el estrés no puede evitarse. 

 

Es una reacción natural inconsciente producida por la percepción de riesgo físico o emocional de cada persona.  Esta reacción prepara nuestro cuerpo para que tenga el tono muscular, el nivel de atención y concentración adecuado para realizar una tarea.

Sin el estrés no podría realizar una prueba, conducir, participar en un juego, practicar un deporte o comunicarnos correctamente en un encuentro social, por ejemplo.

 

El ciclo del estrés

El síndrome   general   de adaptación o lo que actualmente se denomina estrés, presenta tres etapas: reacción de alarma, estado de resistencia y fase de agotamiento.

Reacción general de alarma

El organismo, afectado por las circunstancias, produce una respuesta fisiológica. En condiciones normales el estado de alerta eleva la capacidad de respuesta del cuerpo al máximo y al desaparecer la amenaza,  vuelve a la normalidad. Es  una  expresión  general  de  alarma  del organismo  cuando  se  enfrenta  a  una situación  crítica inesperada.

 

Estado de resistencia

Cuando el estímulo que origina el estrés se mantiene prolongadamente el organismo prosigue su adaptación. Busca de distintas formas  alcanzar un equilibrio entre las capacidades del cuerpo y la fuerza del estímulo. En éste período es posible que su capacidad de respuesta disminuya. Sin embargo, si logra adaptarse el cuerpo se ajustará a las nuevas circunstancias sin mayores consecuencias.

Fase de agotamiento

Cuando las condiciones que generan el estrés se mantienen por mucho tiempo el cuerpo va perdiendo su capacidad de resistir.  Llegando al punto en que agota  sus reservas con pérdida importante de las capacidades fisiológicas. Cuando la tensión nos rebasa, provoca una tensión desagradable y afecta nuestro equilibrio psicofisiológico, desencadenando la sobrecarga alostática. 

Carga alostática

La carga alostática es la capacidad genética que tiene el cuerpo de hacer mover el sistema simpático para adaptarse.

El problema es que la capacidad de adaptación del organismo es limitada y  los estresores son muchos y muy altos. Cuando nos sometemos al estrés muy seguido se dan procesos  de sobre-adaptación aumentando  el funcionamiento del sistema nervioso simpático. Pero el sistema nervioso autónomo está compuesto de dos subsistemas que se complementan y regulan entre sí: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático. Estos sistemas deben estar en armonía. Si el sistema nervioso parasimpático –que regula y baja la presión arterial, las pulsaciones y frecuencias respiratorias– no se mantiene igual, se  incrementan  los  riesgos. Es decir, la sobrecompensación del sistema nervioso simpático termina siendo contraproducente.

Clasificación del estrés

Las experiencias del  estrés han sido clasificadas en dos grandes tipos. El estrés o la tensión positiva/buena o “Eustrés” y la tensión  negativa/mala o “Distrés”.

Eustrés

Esta tensión  provoca una adecuada activación del cuerpo y de la mente, necesaria para culminar con éxito una prueba o situación determinada. Es un estado normal y deseable porque gracias a ella podemos desenvolvernos en nuestra vida diaria. Es una reacción de carácter adaptativo ante las demandas de carácter social o las amenazas del entorno. Cuando aparece el estímulo real o imaginario el sistema simpático desencadena una reacción hormonal hasta el máximo de su capacidad para luego entrar en reposo, siempre y cuando el estímulo o estresor desaparezca.

Se le denomina positivo porque nos obliga a:

  • Estar  en alerta y resolver  nuestros problemas lo más rápido posible.
  • Tener la energía y vitalidad que necesitamos para cumplir las  actividades físicas requeridas.
  • Nos obliga a ser proactivos y orientados al cambio.
  • Aumenta nuestra productividad.
  • Nos hace sentir que tenemos el control de las situaciones por lo que mejora nuestra estabilidad emocional.
  • Nos ayuda a ser más creativos en la manera de afrontar nuestros problemas.

Distrés

En ocasiones comenzamos a acelerar nuestro ritmo de vida y empezamos a cumplir distintas funciones al mismo tiempo. Esto nos coloca en una situación donde recibimos muchas exigencias, algunas de ellas las resolvemos satisfactoriamente, pero otras se nos quedan en el perchero. Cuando tenemos una tarea pendiente (estímulo estresor) prolongamos la tensión psicológica, física y emocional por más tiempo. Entonces el sistema nervioso simpático trata de mantener el cuerpo y sus funciones en un estado adecuado para seguir controlando la amenaza,es decir, resistiendo.  A este nivel ya el cuerpo había llegado al máximo de sus capacidades y en éste momento comienza a perder condiciones.

Luego de un  tiempo razonable, si el estímulo estresor no desaparece, nos va a rebasar, provocando una tensión desagradable y afectando nuestro equilibrio psicofisiológico. Cuando  la  demanda  estresante,  externa  o  interna  es  superior  a  la  capacidad de respuesta, se presenta la sobrecarga alostática.  Éste estado  se asocia  con enfermedades   psiquiátricas, obesidad, diabetes, síndrome  de  ovarios  poliquísticos,  afecciones cardiovasculares,  hipertensión,  adicciones, úlceras,  enfermedades  autoinmunes,  etc.

 

El distrés se divide a su vez en dos tipos:

Agudo 

Es una reacción disfuncional, desagradable e intensa que comienza después de un acontecimiento traumático y que se prolonga durante menos de un mes. Varias  enfermedades  se  relacionan  con  el  estrés  agudo. Algunas son:  úlceras  gástricas,  estados  de  shock,  estrés  postraumático y depresión obstétrica, estados posquirúrgicos, quemaduras e infecciones severas, etc. 

Crónico 

Es el estrés que se prolonga por más de quince días. Las limitaciones en la calidad de vida como el desempleo, la familia disfuncional, personas tóxicas,  separaciones matrimoniales, la violencia, etc,  son estresores crónicos. Varias son las enfermedades que pueden relacionarse con estrés crónico.

Algunas son:  intestino  irritable, ansiedad  generalizada,  insomnio,  cefalea  tensional,  disfunción eréctil,  enfermedades  cardiovasculares  y  tendencia  a  las  adicciones.

El papel del  sistema endocrino en el estrés

El sistema nervioso central es el que se percata de la existencia del estresor y detona el estado de alerta, activando el sistema nervioso simpático. Este se interrelaciona con el sistema endocrino. El sistema endocrino es el conjunto de órganos que a través de las hormonas y otros químicos regulan el correcto funcionamiento de los órganos. Fisiológicamente, el estrés puede ser definido como una circunstancia que saca de balance  homeostático a nuestro organismo.  Y nuestra respuesta al estrés es el intento de nuestro cuerpo por restablecerlo. Esto se alcanza mediante la acción del sistema endocrino. 

El sistema endocrino

El sistema endocrino  origina la secreción de algunas hormonas, la inhibición de otras y la activación de ciertas estructuras del sistema nervioso. La respuestas fisiológica de nuestro cuerpo al estrés es básicamente la preparación de nuestros músculos para la acción, brindándoles energía.

 

Para ello la glucosa y las formas simples de proteínas y grasas se liberan de los adipocitos (células grasas) y el hígado. Son llevados a los músculos por la sangre mediante un aumento en la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la frecuencia respiratoria

 

Toda la energía se concentra en lo que está pasando aquí y ahora. Por ésta razón se inhiben los procesos de la digestión, el crecimiento, la reproducción. Disminuye también la síntesis de proteínas. La inhibición de proteínas afecta la reparación de tejidos, la formación de anticuerpos del sistema inmune y la elaboración del esqueleto neuronal. 

 

Las funciones sexuales están disminuidas en ambos sexos. Las mujeres bajan sus posibilidades de ovular y llevar un embarazo a término, y los hombres tienen problemas con la erección y los espermatozoides. Además de estos cambios, nuestra percepción del dolor se altera, al igual que nuestras habilidades cognitivas.  

 

La activación del sistema nervioso simpático aumenta la vigilancia, la motivación y la activación general. Cuando se activa este sistema el hipotálamo desencadena la activación de las glándulas suprarrenales, liberan adrenalina y noradrenalina. La otra mitad del sistema nervioso autónomo, el sistema nervioso parasimpático, se ve inhibida. Este sistema media las funciones vegetativas que promueven el crecimiento y el almacenamiento de energía. Todas estas reacciones son producto de la producción o inhibición de las hormonas secretadas por el sistema endocrino. 

La obesidad y el estrés

Las investigaciones revelan que una vez superados el tiempo de inhibición del sistema digestivo,  2/3 de las personas presentan hiperfagia (comer más que lo habitual). Por lo contrario,  1/3  de las personas presentan hipofagia (comer menos). Esto se debe a que luego que consumimos todas nuestras reservas de energía se almacenan los nutrientes circulantes y se busca reponer los consumidos. Y ese apetito es  preferentemente por comidas que repongan rápidamente los niveles de energía consumidos durante la respuesta al estrés:  dulces y grasa. Cuando el estresor se mantiene en el tiempo se pierde el apetito. 

Controlar el estrés

Como hemos señalado anteriormente, el estrés es una respuesta inconsciente, natural e inesperada ante una situación o estímulo. Y aunque es inevitable puede ser controlable. Para ello se hace necesario comenzar a identificar las circunstancias, emociones y estímulos que afrontamos diariamente. Por eso en KōAN CLUB  contamos con un área de transformación consciente para ayudar a las personas a empoderarse de sus emociones y manejarlas adecuadamente con la intención de  transformar sus vidas positivamente.

Te enseñamos a prevenir el estrés en todas sus dimensiones y a protegerte de sus implicaciones físicas, emocionales y psicológicas.

Para más información y visitas de diagnóstico llámanos al 663219641 ó envíanos un e-mail.

STAY KōAN – STAY WITH YOU

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

Cómo combatir el estrés laboral «burn-out» con Hurge Surfing

16 marzo 2022

Hola soy Irene de la Rosa y hoy he decidido escribir yo misma de este tema que tanto me preocupa y que he sufrido en mis pieles, y es que cada vez vivimos más deprisa y parece que no haya manera de parar esta dinámica.

Sabes que España es el país europeo que con más estrés laboral. Según las estadísticas de INE (Instituto nacional de Estadísticas), estamos ya en un Aprox. del 40% de los trabajadores y más de la mitad de los empresarios. casi el 50% de la población adulta…. OMG!!

A mi me preocupa, y a la vez no me extraña nada!

 

Los que ya me conocéis de hace tiempo  ya sabéis que mi propósito a través de mi agencia de eventos www.liveinhollidays.com es ayudar a equipos y a marcas a que disfruten de su pasión con un trabajo alineado a sus valores, de tal manera que vivan una vida de auto-realización, expansión y libertad personal. (ahora desde Kōan tb es mi propósito para las personas).

También sabéis, los que me conocéis, que en todos mis eventos he tenido siempre el objetivo claro, transmitir mi propósito cumpliendo con el objetivo del evento en cuestión. Y cuando transmites tu pasión, la contagias y colaboras a elevar la vibración. A generar bienestar colectivo. Esto mismo aplicado a la vida es la clave del bienestar, del vivir sin estrés, en expansión, vibrando alto y generando y contagiando bienestar colectivo. 

 

Desde siempre, me ha gustado trabajar mi autoconocimiento y mantener una buena salud mental haciendo aquello que me hace feliz. (Muchas horas nadando es lo que tiene y ahora me doy cuenta que me he pasado media vida en meditación, mientras entrenaba para competir). 

 

De aquí que empecé a volverme loca sobre la neurociencia, para entender mejor cómo funciona nuestro cerebro, cómo pensamos y cómo sentimos y de esta manera poder ayudar  mejor a mis clientes, socios, amigos… desde departamentos de empresa y start ups a mis socios en KōAN Club.

SÍ soy feliz cuando veo que las personas a mi alrededor empiezan a sentirse auto-realizadas, libres y con paz mental.

 

Bueno, pues hoy te voy hablar de Cómo gestionar el estrés laboral según la neurociencia:

 

Y para hablar del estrés laboral, primero tengo que hablar del AUTODOMINIO, o el HURGE-SURFING.

Según Daniel Goleman en su libro de “El cerebro y la inteligencia emocional” el AUTODOMINIO es la conciencia y la gestión de nuestros estados internos.

 

Tener una buen autodominio te permite tener un excelente rendimiento laboral. Cuando hablamos de autodominio nos referimos a la auto-regulación de las emociones. 

 

Y ojo con esto porque cuando hablo del Hurge-sufing “gestionar nuestras emociones” se que much@s pensáis que solo con controlar tus impulsos negativos ya está, pero no es así, el hurge-surfing va mucho más allá de esto.

 

Para la autorregulación de las emociones (entre ellos los impulsos) intervienen dos partes del cerebro que interaccionan entre ellas: el córtex pre-frontal (que está situada por la zona de tu frente) y la amígdala.

 

La zona más importante para la autorregulación de las emociones es el córtex pre-frontal, ya que es el control cognitivo que regula la atención, toma decisiones y razona para que no se nos vaya la olla 😉 

La amígdala es la desencadenante de emociones como podría ser la ira. 

Digamos que el córtex pre-frontal es el jefe bueno y la amígdala el jefe malo. 

Cuando la amígdala se apodera de nosotr@s es cuando hacemos cosas que luego podemos arrepentirnos. La conexión entre ambas zonas es la base del AUTODOMINIO.

 

El problema es que a veces la amígdala (el poli malo) detecta amenazas que el córtex pre-frontal no tiene tiempo de procesar entonces sucede lo que en neurociencia se llama“secuestro amigdalar” Y cuando esto sucede en el trabajo es una putada porque nos agobiamos y no podemos pensar con claridad y empieza el estrés. Durante el secuestro amigdalar somos incapaces de innovar o de ser flexibles. Lo que nos vuelve menos creativ@s, más rígid@s y menos tolerantes. 

 

Podriamos decir que cuando estamos en “burnout” tenemos las neuronas creativas secuestradas! En catalán existe la expresión “tinc el cap bullit” y vendría a ser lo mismo, tu amigdala es una olla express y tu cortex pre-frontal todos los ingredientes llenos de beneficios y propiedades.  Ellos se encargan de crear manjares excelentes a base de decisiones, ideas y razonamientos. Pero si los metes a cocer y este caldo está muy cocido pierde las cualidades! 

 

Así que para cuidar de nuestros ingredientes y no cocerlos, es importante que tengamos siempre la alarma en lo siguiente: 

 

  • Cuando detectas que no te sientes respetad@
  • Cuando estás recibiendo un trato injusto
  • Cuando sientes que no te valoran y no te escuchan.
  • Cuando tienes más volumen de trabajo que horas…

 

Ponte estas alarmas, en la amígdala, y analiza cada situación que te genera estrés.

Una vez detectado vamos a ver ¿Cómo podemos reducir el número de secuestros amigdalares para así sufrir menos estrés?

  • Primero debemos PRESTAR ATENCIÓN. Si eres capaz de detectar aquellas cosas que hacen el trigger a tu amígdala prestando atención, vas a dar tiempo a tu córtex pre-frontal a procesar la información. Para ello puedes detectar emociones que te dan pistas que está empezando un secuestro amigdalar como por ejemplo un bloqueo en la garganta, un dolor cervical, un nudo en el estómago, pinchazos en la cabeza…

 

  • Segundo es practicar Hurge -surfing, el mindfullnes de KōAN Club. Síguenos en redes donde te vamos colgando podcasts y biohacks que te ayudarán a autogestionar el estrés o pide cita on/off line desde nuestra APP para socios del club. 

 

  • Tercero es ser empáticos y actuar desde la vibración del corazón sin ponerse a la defensiva: te dejo un ejemplo de pensamiento positivo “quizás me ha enviado este email tan duro porque está muy estresado con su nuevo puesto de responsabilidad”

 

Lo alarmante es que un % muy alto de emprendedores o ejecutivos se acostumbran a vivir con el secuestro amigdalar lo que le puede conducir a vivir con miedo, mal humor, agobio y a la larga inflamación metabólica, el orígen de todas las enfermedades… Pero así de primeras, estas personas acabarán por seguro con un «Burnout» mental.

 

Que sepáis que en mayo de 2019, la Organización Mundial de la Salud¹ (OMS) reconoció oficialmente como enfermedad el ‘burnout’ o ‘desgaste profesional’, trastorno emocional vinculado al ámbito laboral que aparece como consecuencia de una situación de estrés laboral crónico, fruto de la incapacidad para desconectar del trabajo, lo que repercute negativamente en la salud física y mental. 

 

No es una tarea fácil gestionar el HURGE-SURFING para no sufrir estrés laboral o burnout, pero NO es imposible. 

 

En Kōan sabemos que 1 mindfulness massage mensual te mantiene en equilibrio, así que hemos creado este plan welness para que surfear las emociones sea además un placer.

En las consultas de Hurge-surfing o neuromentoring con nuestr@s soci@s, os damos herramientas, llaves y técnicas para aplicar en el día a día y que paso a paso te ayudan a detectar el «secuestro amigdalar» y tomar el control de la ansiedad, del estrés y de las emociones que nos generan malestar y desequilibrio. 

 

En nuestras charlas de club, hablamos entre médicos y terapéutas de este tema y muchos más, ESCÚCHANOS aquí.

 

Síguenos en Instagram @koanclub

 

Y… recuerda STAY KŌAN STAY WITH YOU

 

Os mando good vibes y recordar siempre: STAY KOAN – STAY WITH YOU. 

 

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

Nuestra voz, fuente de endorfinas y creatividad!

3 enero 2022

La voz, la respiración y el sistema nervioso, están íntimamente ligados, y son inter-dependientes. De aquí su influencia sobre las emociones, el estado anímico el equilibrio psico-físico y el bienestar general.

 

Nuestra voz es el puente donde se unen nuestros pensamientos, sentimientos y se transforman en sonido y palabra.

Nuestra voz crea emociones que impulsan a acciones y contribuyen a crear así nuestra realidad.

A través de ella damos forma a nuestro estado anímico con tonos y palabras que transmitimos desde nuestro interior. Plasmamos nuestra consciencia en verbo!

Nuestra voz es fuente de muchos beneficios y a través de ella, que nos acompaña toda la vida podemos transformar nuestra energía hasta llevarla a una vibración alta!

¿Sabias que a través de nuestra voz podemos equilibrar nuestro sistema nervioso, aumentando nuestra energía, vitalidad, generando hormonas maravillosas como las endorfinas, dopamina y otras de las que dependen nuestro estado anímico, nuestro equilibrio Psico-físico y nuestro bienestar?

Cuando reímos o lloramos, estamos descargando energía, por eso algunas situaciones de tensión pueden hacernos gritar o reír, solo por la necesidad de sacar esa tensión extra de nuestro organismo y mantener así el equilibrio.

O por ejemplo, el hecho de bostezar, respirar profundo, dormir, meditar, beber agua, alimentarnos adecuadamente, estamos recuperado nuestra energía vital.

Toda la energía almacenada en la noche, puede perderse rápidamente, en un solo estado negativo. Una pelea, un momento de malestar generado por tu mente, una discusión… El estado de estrés, temor, reprime la respiración, y consecuentemente la voz.

Por eso es muy importante comprender el maravilloso poder de la voz, para transformar el estado anímico y energético.

 

¿Cómo podemos aumentar nuestra energía a través de la voz?

Una forma muy conocida y fácil de hacerlo es cantando!

 

Al cantar, respiramos en forma profunda y abdominal, distendemos la mandíbula, abriendo bien la boca, expresamos y transformamos emociones.

Así al cantar, como la música abarca toda nuestra atención, generamos un estado similar al de la meditación, donde entramos en coherencia, pensando, sintiendo y actuando en la misma dirección, sin contradicciones, lo que genera una gran distensión y equilibra el estado emocional y del cuerpo. También el cuerpo electromagnético se expande junto a la glándula TIMO y nos conecta con nuestro campo intuitivo y nuestra inteligencia emocional.

Por eso somos felices al cantar!

 

liberar la voz es liberar el corazón

 

Muchas son las personas que no se atreven a cantar o que dice que tienen una voz fea, o que no saben cantar. Para empezar, déjame decirte que no es verdad! todos sabemos cantar, y todos tenemos una voz bonita. Nuestra voz!

Lo que pasa es que puede ser que aún no hayas aprendido a sacarle partido!

Por otro lado, si eres de los que tienen «vergüenza y miedo» puedes empezar a hacerte amig@ de tu voz a través de la lectura en voz alta. Pues también resulta muy beneficiosa. La poesía por ejemplo, te conecta con tus sentimientos, ayudando-te a aprender a expresarlos, a aumentar tu vocabulario, desde el lenguaje simbólico, conectando con tu creatividad.

Aquellos libros que te emocionen, conectaran con las neuronas de tu corazón, y al leerlos en voz alta, al escucharte, aprenderás a comprender y diferenciar los estados emocionales en tu voz. Grabarte es una forma directa para conocerte y aprender a escuchar desde la empatía.

Así pues, si todos los estados anímicos se reflejan en tu voz, al cambiar la forma de hablar, de expresarnos, transformaremos el estado interior de nuestro cuerpo.

Desde Kōan Club te animamos a que practiques, cantes, te grabes y sobretodo te escuches!

Conocerte, es liberarte de creencias que no te dejan estar en equilibrio!

 

Libera tu Voz y conecta con tu corazón!!

 

Los Jueves en KōAN Club, puedes asistir a las sesiones terapéuticas a través de la voz,

Con la dirección del Músico y compositor Gustavo Pol, trabajaremos diferentes ejercicios de respiración diafragmática, canalización de la energía y liberación de la voz.

aprenderemos a escucharnos, a escuchar al grupo, a entonar y a cantar!

VEN A FORMAR PARTE DE ESTA CORAL TERAPÉUTICA QUE ESTAMOS MONTANDO  Y DISFRUTA A TRAVÉS DE LA MÚSICA!

Precios:

Si eres socio vip: Puedes canjear tu cuota mensual eligiendo el taller que más te conecte.

Si eres socio Online, tu cuota mensual para la coral terapéutica es de 29€ (4 sesiones: 7,25€/sesión)

Si no eres socio de KōAN Club, los talleres terapeuticos te salen por 32€ (4 sesiones: 8€/sesión)

PARA CONOCER LA INFO SOBRE LAS MEMBRESÍAS HAZ CLICK AQUÍ

 

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail