fbpx

¿Cómo prevenir la retención de líquidos en las piernas?

22 abril 2022

El edema, más conocido como retención de líquidos, se caracteriza por un desequilibrio en los niveles de agua de una o varias zonas del cuerpo. Suele ser más común en mujeres que en hombres, especialmente en la zona de los tobillos, suele aparecer por diversas razones, normalmente por causas hormonales o nutricionales, y puede ser incluso síntoma de algunas enfermedades.

Combatir la retención de líquidos en las piernas no solamente es una cuestión estética, sino que ayudará a eliminar síntomas que pueden ser molestos, como la sensación de pesadez, además de mejorar la circulación y tomar consciencia de la alimentación, el nivel de estancamiento y la oxigenación celular.

Desde KōAN Club abordamos esta cuestión, profundizando en las causas, analizando sus síntomas yos explicamos las formas más eficaces de eliminar este problema.

La retención de líquidos: síntomas

Aunque existen varias causas que provocan retención de líquidos en las piernas, los síntomas de un edema siempre suelen ser los mismos. Veamos cuáles son:

  • Aumento de peso. La incapacidad del cuerpo de eliminar líquidos hace que, al retenerlo, la persona afectada suba de peso.
  • Piernas cansadas. Si la causa de la retención de líquidos está relacionada con procesos de circulación, se puede notar sensación de pesadez en las piernas, hormigueo e incluso picor.
  • Piernas inflamadas. Según los expertos, este síntoma es común en personas mayores. La mala circulación causada por la retención de líquidos provoca hinchazón en determinadas partes de cuerpo. Si, cuando presionas sobre la zona, aparece un hoyuelo, es muy posible que la causa de la inflamación sea esa.
  • Posible aparición de celulitis. En los casos en los que la retención perdura, es posible que aparezca celulitis en las piernas.

Así que si padeces de alguno de estos síntomas o alarmas del cuerpo, el siguiente paso para combatir la retención de líquidos en las piernas es familiarizare con las posibles causas y así atacar el problema desde la base y de la manera más correcta.

  • Causas genéticas. Existe una predisposición genética en ciertas personas a padecer retención de líquidos. Este es solamente uno de los factores que pueden llegar a influir, ya que el estilo de vida puede tener mucho que ver.
  • Alimentación. Una dieta rica en alimentos con alto contenido en sal o grasas puede propiciar la retención de líquidos en las piernas. Además, el abuso de alcohol o fumar también pueden ser detonantes.
  • Causas posturales. El sedentarismo, usar tacones altos con frecuencia o estar mucho tiempo sentado/a o de pie puede ocasionar este problema en las extremidades inferiores.
  • Causas hormonales. Si esta alteración afecta más a las mujeres que a los hombres es precisamente porque sufren más cambios hormonales. La retención de líquidos puede aparecer durante el síndrome premenstrual o a causa de tomar píldoras anticonceptivas, ya que afecta a las hormonas del cuerpo. Además, también es común en mujeres embarazadas, especialmente durante el último trimestre.
  • Enfermedades vasculares. La trombosis, por ejemplo, puede causar retención de líquidos. En este caso, la pierna presentará un color rojizo y el paciente notará una sensación de calor.
  • Enfermedades renales. Los problemas de riñón pueden dificultar la filtración de la sangre, lo que puede afectar a la cantidad de agua que el organismo puede eliminar. Este es el caso de personas con diabetes, por ejemplo.
  • Enfermedades cardíacas. Cuando el corazón no puede bombear la sangre de forma correcta también puede traducirse hinchazón en las piernas. En este caso, esto vendrá acompañado de sensación general de debilidad, problemas de respiración o aceleración de las pulsaciones.
  • Enfermedades hepáticas. Enfermedades del hígado como la cirrosis también pueden estar relacionadas con la retención de líquidos.

Cómo eliminar la retención de líquidos en las piernas

Además de tratar correctamente este problema con la ayuda de nuestro equipo médico médico —en el caso de que se padezca de retención de líquidos a causa de una enfermedad—, también se puede combatir la retención de líquidos mejorando los hábitos dietéticos y de estilo de vida, además de aplicar algunas técnicas para favorecer la circulación.

Os proponemos las principales soluciones.

  • Dieta saludable. Sea cual sea la razón por la que retienes líquidos en las piernas, es primordial llevar siempre una dieta adecuada. Aunque en el siguiente apartado vamos a entrar más en detalle, queremos recalcar que es importante eliminar la sal e incrementar la ingesta de magnesio, vitamina B6 y potasio.
  • Ejercicio físico a diario. Para favorecer el sistema circulatorio, es necesario hacer algún tipo de ejercicio físico como mínimo media hora cada día. La natación, el yoga o la bicicleta son ideales.
  • Diuréticos prescritos. Nuestro equipo médico te indicará que suplementación natural es la más adecuada para ti en lo que a diuréticos que refiere, ya que esto contribuirá a la eliminación del exceso de líquido.
  • Medias de compresión. Este tipo de media favorece la circulación en las piernas. Existen de distintos tipos, por lo que debes escoger las más adecuadas con la ayuda de un profesional.
  • Radiofrecuencia corporal. Esta terapia se basa en la aplicación de un campo eléctrico que llega a las capas más profundas de la piel. A partir del calentamiento del tejido adiposo, puede mejorar la salud del sistema circulatorio. También favorece el drenaje linfático, mejora el paso de la sangre por la zona y alivia la sensación de pesadez producida por la retención de líquidos en las piernas.
  • Mesoterapia con Biopuntura corporal. Este tratamiento de medicina estética, es ideal para la retención de líquidos que va acompañada de celulitis. A través de microinyecciones localizadas, podrás mejorar la circulación en las venas. Por otro lado, la mesoterapia lipolítica puede eliminar la sensación de piernas cansadas y estimular el sistema circulatorio.
  • Presoterapia y drenaje linfático Por último, este tipo de masaje, ya sea manual o bien con aparatología se presenta como una de las mejores opciones para combatir la retención de líquidos en las piernas, ya que puede potenciar el sistema circulatorio igual que lo hacen las medias de compresión, pero en un periodo de tiempo muy inferior.

Qué tomar para la retención de líquidos

En nuestro día a día podemos combatir la retención de líquidos en las piernas con un simple cambio de hábitos alimenticios. De esta forma, deberás seguir las siguientes pautas:

  • Verduras al vapor. Los expertos recomiendan cocinar sin aceites, por lo que los métodos de cocción en seco son una excelente opción, como es el caso del vapor o el horno.
  • Fruta fresca. Obviamente, la ingesta de fruta fresca ayudará a equilibrar los niveles de agua en el cuerpo. En especial, el plátano, las pasas, la papaya o la naranja serán útiles por la cantidad de nutrientes que contienen y que favorecen la eliminación de líquidos.
  • Pan y derivados sin sal. A pesar de que los cereales posean electrolitos, muy eficaces para eliminar la retención de líquidos, el pan y los derivados que consumas no deben llevar nunca sal, ya que este ingrediente favorece la retención de líquidos.
  • Carnes magras y pescados. No tienes por qué eliminar los productos cárnicos por completo, pero sí limitarte a la carne magra y al pescado azul. Además, los nutricionistas aconsejan cocinar la carne a la plancha.
  • Lácteos. Pese a que no están desaconsejados, es importante decantarse por semidesnatados y, en el caso de los quesos, evitar los productos curados y semi-curados.
  • Agua. Es evidente que es absolutamente necesaria. Además de intentar beber entre 1,5 y 2 litros al día, esta tiene que ser baja en sodio. Concretamente, debe contener menos de 50 mg/l.
  • Productos que debes evitar. Entre los alimentos que no debes comer, se encuentran las salsas industriales, por la cantidad de azúcares y glutamato que llevan; cualquier tipo de aceite para cocinar (incluido los fritos) y la sal añadida en cualquier plato.

Algunos remedios caseros

Para combatir la retención de líquidos en las piernas es imprescindible contar con la atención de un profesional de la medicina. De esta forma, podrás obtener un diagnóstico preciso y una recuperación eficaz. También existen algunos remedios caseros que, junto con los tratamientos prescritos, ayudarán a acelerar la eliminación de una retención de líquidos.

Además de caminar un mínimo de media hora al día, hacerte infusiones con hierbas diuréticas puede ayudar en el proceso. Entre las más eficaces se encuentra el diente de león, que se puede tomar en forma de té hasta tres veces al día. Otra de las más útiles es la infusión de ortiga.

Igualmente, se recomienda tener siempre los pies en alto al sentarse o tumbarse. Los baños de piernas con agua fría, acompañados de un suave masaje, mejorarán la circulación en la zona.

Ahora que ya tienes toda la información para combatir la retención de líquidos en las piernas, puedes hacernos cualquier pregunta en la sección de comentarios, para que puedas resolver todas tus dudas.

En KōAN Club trabajamos de manera integrativa para cubrir desde la alimentación hasta los tratamientos de medicina estética necesarios para abordar cualquier desequilibrio y mejorar significativamente en un periodo de 5 semanas, por lo que puedes confiar en nuestro grupo de profesionales para sacar siempre la mejor versión de ti.

¡Te esperamos!

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail

¿Sufres de retención de líquidos? Drenaje linfático, alimentación y lifestyle para lucir unas piernas bonitas.

16 mayo 2021

drenaje linfático

¿Te sientes débil y te cansas fácilmente? es probable que no se trate de una enfermedad. Quizás, deberías cerciorarte de no estar padeciendo retención de líquidos, o de una mala circulación sanguínea. ¿Has escuchado sobre el drenaje linfático? 

Debes saber, que si tienes alguno de estos padecimientos, es muy fácil solucionarlos. Hoy te hablaremos sobre las terapias para el drenaje linfático, la retención de líquidos y cómo mejorar la circulación con la alimentación.

Terapias para el drenaje linfático

EL drenaje linfático consiste en un tipo de masaje aplicado manualmente que activa el sistema linfático. Se suele aplicar en personas con edemas pos-traumáticos o pos-operatorios y várices. Aunque también es muy efectivo para tratar migrañas, vértigos, sinusitis, amigdalitis y rinitis.

Pero como el sistema linfático está conectado con prácticamente todo nuestro cuerpo, el drenaje linfático también aplica a la piel. De esta forma, es normal que se use para prevenir estrías, acné y mejorar la elasticidad y apariencia general de la piel.

¿Pero por qué el drenaje linfático es tan beneficioso?

Bueno, resulta que al activarse, se inicia una “reacción en cadena”. Activar el sistema linfático regula tal sistema nervioso, se eliminan toxinas, se estimulan los vasos capilares y, sobre todo, facilita la homeostasis. Este es un procedimiento mediante el cual los órganos renuevan sus células y retardan su envejecimiento.

¿Cómo evitar la retención de líquidos?

La retención de líquidos, también llamada edema, es el exceso de líquido acumulado en los tejidos. Se puede comprobar fácilmente con el aumento de peso sin explicación, hinchazón en las extremidades o crecimiento de la zona abdominal.

La principal causa de la retención de líquidos, es el aumento repentino de sodio (ingiriendo sal). Esto hace que las células expulsen el agua y, por lo tanto, que no se metabolice.

¿Y qué podemos hacer para evitar la retención de líquidos?

Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Reducir las cantidades de sal en los alimentos.
  • Mantenerse hidratado. Para ello hace falta beber al menos dos litros diarios de líquidos.
  • Si ya tienes retención de líquidos, duerme con las piernas en alto sobre una almohada.
  • Haz ejercicio de forma regular.
  • Ten una dieta rica en potasio.

¿Cómo mejorar la circulación con la alimentación?

Una falla en la circulación puede ser la causa de muchas dolencias. Solo hay que verlo de este modo: la sangre es la encargada de llevar oxígeno y muchas otras cosas necesarias a través del cuerpo. Por lo tanto, seguramente quieras tener buena circulación, y eso puedes conseguirlo con determinados alimentos.

Entonces, estos son tres alimentos para mejorar la circulación:

Jengibre

Diurético y acelerador del metabolismo

Hay muchas formas de comer jengibre: en sopas, infusiones, dulces, o hasta fresco. Y consumirlo diariamente hará que tu sangre sea más fluida.

El té de jengibre es un buen aliado para eliminar la retención de líquidos y la hinchazón que esta provoca ya que es un excelente diurético. Tiene, además, propiedades antiinflamatorias y es termogénico (aumenta la temperatura corporal y acelera el metabolismo).

Ajo

¿Sabías que el ajo tiene propiedades adelgazantes?

– Es diurético, ya que ayuda a eliminar los líquidos y toxinas del organismo. – Regula los niveles de azúcar en la sangre. Permite al organismo producir menos insulina, lo cual ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre y al mismo tiempo a que el metabolismo trabaje mejor.

Limón

El limón (y la vitamina C) hacen que el cuerpo produzca colágeno y elastina. Estas son dos proteínas que forman parte de las paredes de las venas y les dan elasticidad.

 

Si necesitas ampliar tu información sobre alimentación y rutinas diarias para mejorar la circulación y la retención de líquidos, puedes pedir cita con nuestro equipo de médicos, estéticos y terapeutas para que te asesoren según tu tipo de piel, tu Dosha y tu estilo de vida.

Nuestros protocolos personalizados, se adaptan a cada necesidad y cada persona. Pues todos somos únicos. En Kōan sabemos que todos somos únicos y personalizamos combinando terapias y aparatología según la relaidad de cada persona.

Pide cita a través a través del boton de reserva o llámanos al 663 219 641


Descubre todos los tratamientos de belleza inside Out AQUÍ

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail