fbpx

Backstage Life en KōAN Club con Rossiel Bello

8 abril 2020

Rossiel Bello, Alma KōAN – Belleza INSIDE OUT

– La Vida detrás de los Backstage –

Rossiel Bello, ha desfilado por todo el mundo y ha sido portada de las mejores revistas de moda.

 

Sabía que quería dedicarse a este mundo desde muy joven, al igual que tenía muy claro que lo más importante no es la fama, sino sentirse feliz y en paz con una misma.

 

Rossiel charla con nosotros en Kōan Club y con ella aprendemos mucho más sobre la vida y la generosidad.

 

«Actúa con amor, siente la positividad»

 

Tenías claro que querías ser modelo desde pequeña, ¿verdad?

Sí, empecé a participar en concursos de belleza a los 17 años. Me decían que era muy niña y muy delgada porque entonces estaba de moda una mujer más exuberante, pero aún y así, a los 18 gané un concurso muy importante allí, el título de reina de las Nieves en la Feria del Sol y luego participé defendiendo a mi ciudad, Mérida, en el concurso de Miss Venezuela.

La idea de ser modelo me atraía porque me gusta ser parte del show, pero siempre desde atrás. No quiero ser la protagonista. Por eso, aunque me ofrecieron participar en telenovelas y realities en Venezuela vi que no era lo mío y me fui a Milán a seguir la carrera de modelo. ¡Con mis padres en contra!

¿A ellos no les gustaba este mundo?

Tenían miedo. Mi padre estaba enfadado y triste, estaba totalmente en contra. Me decía todo lo malo que me podía encontrar, pero al final se dio cuenta que yo iba en serio.

 

¿Has visto  esa parte negativa de la moda?

En Milán sí vi cosas. Me ofrecían ir a fiestas, por ejemplo, pero nunca acepté nada. Me he escapado de lo malo. Siempre hay algunas trampas, pero nunca abrí la puerta a ellas. Quizás podría haberme ido mejor de haberlo hecho, pero sabía que no era lo mío. Me daba vergüenza interna. Los principios que me dieron en casa han sido importantísimos para mi. Lo mío es trabajar.

 

Yo estaba muy segura. Pensaba; llegaré por mis medios hasta donde pueda.

¿Eres ambiciosa?

Nunca he tenido la ambición de ser top model. Por eso no me quedé en Milán a costa de lo que fuera. De haberlo hecho quizás no hubiera sido tan feliz como lo soy ahora.

 

Estar feliz sin engañarte a tí misma.. eso es vivir en abundancia. Sentirte plena.

Dices que tu fuerte es la energía que transmites.

Sí, los concursos me iban bien no por ser la más guapa, porque sé que no, sino por tener más carisma que otras chicas. Para mi eso es más del 50% de una modelo. Yo siempre he intentado que vieran algo más allá del físico. Todos tenemos un físico, pero también una esencia y una forma de ser. Por eso nunca quise perder mi naturalidad.

En Venezuela me insistieron en que me operara el pecho y me negué. ¡Incluso me habían concertado cita y hora con un cirujano, pero no fui!

 

Era muy jovencita, pero mantuve mi personalidad.

¿Cómo se consigue esa seguridad?

Todo viene de tu educación, de la seguridad que te han dado tus padres de pequeña y de lo que hayas vivido.

 

Todos somos lo que hemos vivido.

 

Las modelos tenéis que afrontar muchos “nos”, ¿cómo se lleva eso?

Cuando me dan un «no» me digo, bueno, no puedo gustar a todo el mundo. He sido muy terca en lo que he querido, si no lo hubiera sido quizás ahora no sería modelo, porque hay mucha gente que te dice que no vales. Además, hay tanta competencia y muchas modelos están llenas de inseguridades.

Yo creo que hay que tener una buena autoestima. Aunque una mujer no sea la más guapa, debe tener amor propio. Si no lo tienes, no tienes nada. Parece un tópico, pero es así;

 

la belleza interior es esencial.

¿La vida te devuelve lo que das?

Absolutamente. Las cosas que le pasan a uno dependen de uno. Eres tú quien atrae todo; a la gente, a las cosas… ¿Sabes la canción Cada uno da lo que recibe, de Jorge Drexler? Para mi lo dice todo. Si das, eso te revertirá. A mi me ha pasado. Hay como una energía que fluye. Ojalá todos pensáramos así, que siendo buenas personas el mundo estaría bien.

 

Sin envidias ni cosas malas. El mundo debería ser así.

Dices que tú nunca te pones límites…

Exacto. Yo no me pongo límites y espero que nadie me los ponga. Recomiendo que cuando vayas a tomar una decisión lo hagas sin miedo, que no dejes de ir a un sitio o hacer cosas por temor.

 

Siente la positividad. Actúa con amor, quiere lo que haces.

¿Qué has aprendido durante este tiempo?

A valorar el tiempo de las personas, agradezco el tiempo que emplean en mi.

 

¿Cómo te cuidas?

Nunca he hecho dietas locas, pero como de forma saludable. Practico pilates y hace unos dos años empecé con el yoga, que me ha cambiado la vida. Me da estabilidad emocional, paz y energía y me ayuda incluso a entender mejor a las personas. Además, estoy aprendiendo a meditar, que es algo muy difícil.

 

¿Qué te hace feliz?

Mi familia. Vinieron hace más de dos años aquí un poco obligados, porque lo estaban pasado muy mal en Venezuela. Mis padres no se merecen esto, nadie en Venezuela.

 

¿Qué proyectos tienes de futuro?

Me gusta estar detrás de las cámaras y apoyar a nuevos talentos.

 


Hola,

soy Irene de la Rosa, directora de Kōan Club, he trabajado con Rossiel Bello, mas de 12 años, y aunque al trabajar con ella, ya puedes notar su generosidad y amor, nunca estuve tan cerca de ella hasta hoy que conozco su fuerza, su interior y su lucha por cumplir su sueño y mantenerse firme a su amor propio. La admiro.

Me gustaría desde aquí, lanzar una reflexión de como vemos a las personas, nos hemos parado a preguntarnos que hay en su interior? si todos hiciesemos más este ejercicio con las personas que nos rodean, el mundo sería un lugar más amable, fácil y feliz en todos los aspectos.

Yo siempre digo que las personas somos un universo, con satélites, planetas, un sol que nos ilumina, una luna que siempre gira a nuestro alrededor y algún que otro meteorito que pasa rozando, a veces consigue traspasar la barrera y hacer daño, pero acaba disolviendose. Hay que cultivar nuestro centro y saber distinguir entre nuestros satelites que nos protegen y nos inspiran y meteoritos que solo nos harán daño.

 

Desde este post, agradezco los momentos vividos con Rossiel en los desfiles, catálogos, convenciones, presentaciones de prensa y ahora los momentos de charlas en Kōan Club, entre tratamientos.

Ella es uno de estos satélites que tienes que conservar en tu órbita!

chin chin Rossiel.

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al +34 931 927 034 ó envíanos un mail.
Abrir chat
1
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by