fbpx

El‌ ‌Detox,‌ ‌la‌ ‌magia‌ ‌de ‌limpiar‌ ‌el‌ ‌cuerpo‌ ‌(Segunda‌ ‌Parte)‌

31 enero 2022

Para protegernos del cambio de las estaciones meteorológicas, la medicina oriental nos invita a realizar un detox en cada temporada. El detox, la magia de limpiar el cuerpo, tiene como propósito  prepararnos para asimilar los alimentos de manera adecuada. Sin embargo, es un error común restringir la palabra alimento sólo para referirnos a lo que comemos.  

El alimento

En la doctrina ayurveda los alimentos son todo aquello que entra por nuestros sentidos. Lo que vemos, escuchamos, olemos, degustamos, tocamos y sentimos es alimento.  Por eso es importante llamar la atención sobre nuestros ambientes. Sobre las cosas y las personas que nos rodean. Porque su disposición y la manera en que nos relacionamos con ellas son un alimento.  

En cada estación del año se favorece un aroma, un color, una melodía, una infusión que nos ayuda a equilibrar las energías internas. Sin embargo, existen principios que deben ser respetados en todo momento para garantizar nuestra salud. E incluso, se podría afirmar que hasta nuestra felicidad. Esos principios son:

  • Ambientes ordenados y limpios.
  • Mensajes armoniosos y positivos
  • Relaciones personales gratificantes y confiables

Si no contamos con esos factores en nuestra vida nunca alcanzaremos el equilibrio, la paz interior. Siempre estaremos dando vueltas entre quebrantos y recuperaciones. Muchos de vosotros, lectores, estaréis pensando que esto es de carácter especulativo, BIen pues, queremos informaros que ya existen estudios serios sobre éstos tópicos y los resultados sólo han validado ésta doctrina milenaria. 

Por ejemplo, ya se sabe que muchas personas engordan como un mecanismo de protección del cuerpo ante relaciones hostiles. Por esa razón no lográn rebajar sin importar su dieta o actividad.

 

leer el artículo

OBESIDAD – un transtorno emocional

 

Detox ambiental: ambientes ordenados y limpios.

Conocido es el énfasis que, generación tras generación, han puesto nuestros predecesores en enseñarnos a tener orden y limpieza.  Las batallas campales entre hijos y padres, entre hermanos e incluso entre amigos y parejas, suelen ser épicas.  Y es que el ambiente puede llegar a ser un factor de contaminación.  El mal olor, el desorden y la suciedad no sólo afecta la salud física, también afecta la salud mental y emocional.  Una prestigiosa firma realizó el año 2015 y 2018 una encuesta sobre las condiciones del hogar.

De éste estudio resultaron conclusiones que nos alertan sobre lo siguiente, el desorden y la suciedad:

  • Provoca pensamientos negativos y erráticos. 
  • Generar cansancio y fatiga a nivel físico y mental, 
  • Altera nuestro estado de ánimo. 
  • Fomenta una higiene deficiente y en consecuencia, acarrea problemas de salud.
  • Es una de las causas más comunes del deterioro de las relaciones personales.
  • Un número importante de personas presentan intolerancia al desorden porque les origina estrés y ansiedad.

Interesante es que la mayoría de las personas admitió que las condiciones no surgen de la noche a la mañana.  La verdad es que los ambientes que afectan nuestros estados de ánimo se van a ir formando progresivamente. Esta situación se va forjando sin que las personas tengan conciencia de ello. Por otro lado, un alto porcentaje , admitió que se sentían relajados, de mejor ánimo y más creativos cuando sus casas estaban limpias y ordenadas. Por eso es importante dedicar un esfuerzo a limpiar nuestros ambientes para poder sentirnos relajados y creativos.

leer el artículo

la calma japonesa

 

Detox de contenidos: mensajes armoniosos y positivos

La palabra tiene poder. Es difícil de creer, pero es una gran verdad. Se han realizado estudios sobre la influencia de los mensajes verbales en los seres vivos.  Es conocido por todos que cuando agredimos a una persona verbalmente le provocamos estados de ánimo que afectan su salud. Igualmente, los mensajes tristes y de frustración provocan empatías deprimentes.

En una ocasión, conversando con un Maestro me comentaba que se podía matar a una persona con sólo hablarle. Eso que en ese momento me pareció una exageración. Hoy día se que es verdad. Los mensajes pueden desequilibrar la salud mental, emocional y física de cualquier persona.  Es importante para nuestra salud y desarrollo recibir mensajes positivos y éticos que nos proporcionen seguridad, armonía  y confianza. De allí la relevancia de cuidar los contenidos que recibimos y reproducimos en nuestro entorno

Cuidado con lo que vemos y oímos

Los medios de comunicación, las redes sociales, el corrillo de los vecinos exacerban morbosamente contenidos negativos que en condiciones normales no tienen relevancia. Contribuyen a crear una percepción falsa de la realidad que nos limita y provoca un estado emocional poco saludable.

Por otro lado, es necesario y urgente dejar de recibir información morbosa sobre sucesos miserables y degradantes de la condición humana.  El impacto emocional de ver una imagen o escuchar algo terrible equivale a un trauma emocional. Ante los traumas causados se puede llegar a necesitar ayuda terapéutica. Una ejemplo son los casos de ex empleados de facebook y tic-toc, que ejercían la labor de censores de contenidos. Quienes por exponerse a contenidos de violencia sexual, torturas, esclavitud, asesinatos y otros,  sufriendo graves lesiones emocionales.

Otra manera de producir sentimientos negativos, frustraciones y ansiedad son las dependencias. Los vídeos juegos, la pornografía, la navegación excesiva en la web entre otros, nos distraen del trabajo creador. Estos hábitos nos hacen perder el tiempo que debemos emplear en estudiar, trabajar y autorrealizarnos, provocando frustraciones y baja autoestima.  Muy perniciosa es la dependencia a las redes sociales donde perdemos tiempo y nos involucramos en temas irrelevantes y prácticas incorrectas con audiencias tóxicas.

leer artículo

Detox emocional en 4 pasos

 

Detox emocional: relaciones personales gratificantes y confiables

Debemos procurar rodearnos de personas que sean confiables y armoniosas para facilitar nuestra paz mental y emocional. La Psicóloga Silvia Olmedo nos advierte que una de las cosas más peligrosas para nuestra salud es estar rodeados de personas tóxicas.  “La intoxicación emocional  se produce de una manera gradual, se acumula a nuestro alrededor hasta que logra acabar con nosotros.”

¿Cómo se identifican las personas tóxicas?

Las personas tóxicas son aquellas que constantemente generan conflictos e influyen negativamente sobre las personas que le rodean. Se caracterizan por contagiar negatividad, pesimismo y desmotivación. Tienen una visión negativa de la vida y con intención o sin ella, provocan desaliento en otras personas.

Las personas tóxicas sobrevaloran los riesgos, convierten el conflicto en el protagonista de cualquier acontecimiento, son criticones y poco empáticos.

Las personas pueden ser tóxicas por malas prácticas sociales o por tener una personalidad trastornada. Las personas que tienen trastornos de la personalidad son letalmente tóxicas. También es importante destacar que una persona puede ser tóxica en un contexto y en otro no.  Por ésta razón, somos nosotros los que debemos establecer si una persona es tóxica para nosotras o no.

Niveles de toxicidad

Relata  Olmedo que existen distintos niveles de influencia de la gente tóxica. Pueden encontrarse en nuestra relación de pareja,  familia,  amigos, compañeros de trabajo o de estudio, en nuestro vecindario, etc. De igual forma existen personas negativas, que ya de por sí implica un nivel de toxicidad en el ambiente. Existen personas con un grado mayor de influencia en nuestro desarrollo emocional y existen personas letalmente tóxicas.  Estas últimas eclipsan toda posibilidad de alcanzar la felicidad.

Excluyendo gente altamente tóxica de tu vida

Hay una creencia generalizada de que el amor puede cambiar a las personas, de alguna forma eso es cierto. Sin embargo, cuando de gente tóxica se trata, eso nunca sucede.  Muchas personas establecen relaciones de pareja o mantienen vínculos emocionales con familiares o amigos tóxicos. Mantienen estas relaciones esperando que en algún momento seán conscientes de sus actos y cambien por amor o por agradecimiento.  Pero la verdad es que esto no sucede y mientras tanto somos humillados, saboteados, desacreditados y limitados por ellos. 

 

Las personas altamente tóxicas actúan sin piedad y sin ninguna consideración evitando que seamos felices. La verdad es que la gente tóxica tiene sus propias reglas y valores sin importarles las otras personas. Por lo contrario, la persona tóxica siente placer al confundir, someter y desvalorizar a quienes tiene a su alrededor.  Sus estrategias para someter a sus víctimas van desde la victimización hasta la violencia física, pasando por el chantaje emocional.  Señala la psicóloga Olmedo que la “persona tóxica no te permite salir de la toxicidad  tan fácilmente. Sin embargo, con disciplina y paciencia puedes dar pequeños pasos hacia tu liberación. Para eso debes generar un plan de acción” .

Cómo hacer el detox emocional

Olmedo  propone un plan de trabajo personal para limpiar tu vida de la influencia  de las personas tóxicas. Que consiste en la siguiente receta: 

  • Identifica quién es el tóxico emocional: es tu padre, tu pareja, un amigo o un colega o tu entorno laboral. 
  • Averigua qué quiere de ti, qué busca exactamente: quiere tu atención, controlarte, aprovecharse de tu conocimiento para conseguir un ascenso … 
  • Define y reflexiona sobre qué daño te está haciendo. ¿Te está coartando tu libertad al límite hasta que te sientes asfixiado?. ¿Está interfiriendo en todas tus relaciones?, ¿está quitándote tu trabajo, credibilidad?, ¿te humilla?… 
  • Qué estrategias utiliza para salirse con la suya. El miedo, la amenaza, el victimismo, te humilla, te soborna económicamente, etc. 
  • Cuál es tu punto de vulnerabilidad, qué le das tú para otorgar ese poder a la persona. Al tener claro porque te hace daño, toma la decisión de sacarlo de tu vida y prepara un plan de acción.  Si la vulnerabilidad es perder la vida, a tus seres queridos o tu sobrevivencia debes buscar ayuda con discreción.
  • Pon límites, no te enfades, no reproches, no des explicaciones y cierra tus puertas emocionales. 

En ocasiones una misma persona te está causando toxicidad a varios bandos y tendrás que repetir el plan con cada estrategia tóxica.

El antídoto

El mejor antídoto para manejar  la influencia de las personas tóxicas siempre va a ser tener una autoestima alta. Debemos estar en condiciones de examinar el comportamiento de otras personas y revisarlo a la luz de nuestros valores. Se hace necesario colocar nuestros valores por encima de las intenciones de estas personas, sin miedos ni complejos.  

Sabemos que nuestras relaciones no son perfectas y que nunca falta alguien así. Pero es importante alimentar nuestra autoestima, valorarnos y amarnos física y emocionalmente. Solo desde el amor propio podemos ver el mundo y compartirlo en igualdad de condiciones, para realizarnos plenamente. Puedes pedir ayuda a un profesional. Participar en talleres, grupos y dinámicas que mejoran tu autoestima en ocasiones se convierte en el primer paso. Hay que buscar la ayuda necesaria  para liberarnos de personas tóxicas y de ambientes tóxicos. 

Ser feliz es una tarea urgente, para alcanzar nuestra belleza,  salud y realización personal y en KŌANClub estamos para ayudarte.

 

Ir al artículo DETOX, LA MÁGIA DE LIMPIEAR EL CUERPO.

¿QUIERES APRENDER A HACER TU PROPIA COSMÉTICA PERSONALIZADA?

¡REGÍSTRATE PARA PARTICIPAR EN TODOS LOS TALLERES DE ARTESANÍA COSMÉTICA Y CREAR TUS PRODUCTOS NATURALES DE CUIDADO PERSONAL Y DEL HOGAR!
¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

PEDIR CITA ONLINE Llámanos al 663219641 ó envíanos un mail